Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

El descubrimiento del planeta Ceres y su degradación a asteroide


Publicado el 7/04/2011

Desde la antigua Babilonia existe constancia de la humanidad ha conocido la existencia de seis planetas dentro del sistema solar, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, y la propia Tierra. Si bien es cierto que no desde el primer momento fueron todos catalogados como planetas orbitando alrededor del Sol, todos los astrónomos eran conscientes de que esos astros no eran como el resto de estrellas, ya que su luz era constante, no como las parpadeantes estrellas.


I: Sistema Solar según Copérnico

A lo largo del siglo XVI, con la teoría heliocéntrica de Copérnico y las mediciones de Tycho Brahe, y comienzos del siglo XVII, con las leyes de Kepler, el sistema solar fue totalmente redibujado. Fue entonces cuando muchos astrónomos comenzaron a plantearse la posibilidad de que existieran otros planetas orbitando alrededor del Sol además de los ya conocidos.

En esta línea, Johann Daniel Titius planteó en 1766 una ley, que daría a conocer dos años más tarde Johann Elert Bode sin mencionar a Titius, en la que establecía una serie matemática que describía a qué distancia del Sol existían órbitas planetarias. Esta ley, conocida a día de hoy como Ley de Titius-Bode, situaba con bastante precisión las órbitas de los planetas conocidos, pero dejaba un hueco donde no se conocía la existencia de ningún planeta.


II: predicciones de la Ley de Titius-Bode

En 1781, William Herschel descubrió Urano cerca de la distancia predicha por la Ley de Titius-Bode para el planeta situado después de Saturno, a 19,2 unidades astronómicas. Esto incrementó notablemente la credibilidad del modelo planteado por Titius y Bode, por lo que en el año 1800 enviaron una propuesta a 24 astrónomos con gran experiencia para combinar esfuerzos y descubrir así el planeta que debía ocupar el quinto puesto.

Uno de los astrónomos seleccionados para la búsqueda fue Giuseppe Piazzi, quien casualmente, poco antes de recibir la invitación, descubrió Ceres el 1 de enero de 1801. En aquel momento, Piazzi se encontraba buscando la 87ª estrella del catálogo zodiacal de Lacaille, cuando encontró un cuerpo que se desplazaba en el firmamento. De primeras lo identificó como un cometa, pero al estudiarlo más a fondo, después de 24 avistamientos, concluyó que se movía mucho más lento que un cometa, por lo que se debía tratar de un nuevo planeta. De este modo, el 24 de enero de 1801 se lo notificó en una carta a Bode, y en septiembre de ese mismo año le envió las observaciones completas.

Cuando estos datos llegaron a su destino, Ceres ya se había acercado demasiado al Sol como para ser observado. Para recuperar su posición, Carl Friedrich Gauss, que por aquel entonces contaba con tan sólo 24 años, desarrolló mediante las leyes de Kepler un método para determinar la posición exacta de Ceres, describiendo su órbita para ser observado cuando volviera a estar visible. Gracias a estos datos Heinrich Wilhelm Olbers recuperó la posición de Ceres el 31 de diciembre de 1801.


III: Fotografía de Ceres tomada por el Hubble en 2004

Desde aquel momento, y por cumplir las expectativas de Titius y Bode, Ceres pasó a formar parte del grupo selecto de planetas del sistema solar, siendo el octavo en ser descubierto, y así se mantuvo a lo largo de más de 50 años. Fue en torno a 1845, habiendo Urano cubierto ya tres cuartas partes de su órbita en torno al Sol desde su descubrimiento, cuando se planteó la posibilidad de la existencia de un nuevo planeta más allá de Urano para explicar las irregularidades de su órbita.

Así fue como Urbain Le Verrier y John Couch Adams descubrieron de forma independiente Neptuno. El problema de este nuevo planeta es que se encontraba en una órbita que no se correspondía con las predichas por Titius un siglo antes. Esto, unido al hecho del pequeño tamaño de Ceres, y que compartía órbita con muchos otros asteroides provocó que los astrónomos pasasen a denominarlo el más grande de todos los asteroides, perdiendo así el título de planeta que había tenido durante más de medio siglo.

En el año 2006, poco después del descubrimiento de Eris, a causa de la controversia generada al superar éste el tamaño de Plutón, la denominación de planeta fue cambiada por completo. Entonces, Ceres fue ascendido a la categoría de planeta pequeño, junto al recién degradado Plutón, y los recién descubiertos Eris, Makemake y Haumea.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

8 comentarios

  1. Eric
    7/04/2011 @ 23:03

    Siempre me ha parecido que usar la palabra degradación para hablar de lo que se hizo con Plutón predispuso a la gente a verlo como algo injusto o inapropiado, cuando no era más que un ajuste científico sin mayor trascendencia, y que dotaba de mucha más coherencia a la clasificación de nuestros vecinos. Es cierto que no hay otra forma mejor de explicarlo en una palabra, y no pretendo con esto criticar que la hayas usado en el post.

    Un saludo!

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Eric, estuve bastante rato pensando en qué palabra utilizar, y fue la única que me cuadró. No es que sea algo exacto, pero no encontré otra forma de escribirlo.

    Gracias!

    [Responder]

    Eric Reply:

    @Milhaud, descuida, soy consciente de ello y no quiero hacer una montaña de un grano de arena ;-) A mí no me ocurre tampoco otra forma de decirlo que sea más explicativa, aunque sea una palabra en cierta forma “cargada”.

    Me encanta tu blog, las entradas variadas y bien preparadas que escribes. Un saludo!

    [Responder]

  2. antonio
    14/04/2011 @ 17:03

    La verdad es que si Plutón era un planeta, su luna Caronte también debería haberlo sido, me parece correcto que lo reclasificaran.

    [Responder]

  3. anonimo
    9/01/2014 @ 18:24

    Me ha encantado esto. Es muy interesante. Pero también podríais añadir sobre plutón que ahora mismo hoy en día no se considera mucho como planeta. Se considera mas como planeta enano.
    Pero no OS preocupéis por esta critica. Quiero que sepáis que es una pagina súper interesante. También podríais añadir cosas e historias sobre otros planetas. Sino ssabéis la información, buscarla en otra página web y escribirla en la vuestra ya resumida.
    Espero que OS haya servido de ayuda. Saludos.

    [Responder]

  4. leonardo
    10/01/2015 @ 02:24

    No soy astronomo ni matematico, solo soy un curioso que camina por las rutas de la ciencia en general.
    Entre otras cosas me entero que el numero 1 (uno) ya no es primo, por una convencion caprichosa, creo yo, o interesada diran otros, pero, en fin el “1” ya no es primo aunque cumple todas las reglas de ser primo, “divisible unicamente por si mismo o la unidad”. Yo diria que un numero primo es todo aquel divisible pòr si mismo o por la unidad y deber ser numero impar, con la unidca excepcion del “2”.-
    Y otro tema que por “convención” se decidio es que Plutón no es mas un planeta del sistema solar sino un planeta enano, solo por no tener su orbita limpia. Claro que habria que incluir a Pluton y porque no a Ceres y otros tanto. Para mi el sistema solar es por todos los cuerpos que giran en torno al sol, logicamente habria que excluir lo delas orbitas limpias.
    Perdon por el tiempo de ustedes. y … gracias
    leonardo

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. Bitacoras.com
  2. El descubrimiento del planeta Ceres y su degradación a asteroide

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.