Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Arnold Sommerfeld, el físico que no ganó el Premio Nobel


Publicado el 2/03/2011

Son muchos los físicos que no han ganado un Premio Nobel a lo largo de su carrera. De hecho, podríamos afirmar que la gran mayoría de los físicos más importantes de la historia carecen de él. Muchos por haber nacido antes de que Alfred Nobel instaurara los premios en 1895, otros tantos porque sus trabajos consiguieron repercusión con el paso del tiempo, y unos pocos más porque tuvieron que competir con genios que les quitaron el honor. Pero el caso de Arnold Sommerfeld es todo un ejemplo de ironía.


I: Arnold Sommerfeld

Arnold Sommerfeld nació en Königsberg (capital de Prusia Oriental y actualmente llamada Kalingrado, en Rusia), en 1868. Allí se formó como matemático, carrera que siguió durante años hasta convertirse en catedrático de Gotinga, Alemania, cuando tan sólo contaba con 27 años. Sus primeras investigaciones estuvieron relacionadas con modelos matemáticos para describir las ondas electromagnéticas, tratando tanto la propagación en distintos medios como la difracción.

Pero todo cambió de forma radical cuando se trasladó en 1906 a Munich para ser profesor de física y nuevo director del Instituto de Física Teórica de la Universidad de Munich. A cargo de ese puesto se enfrentó a la dura tarea de cambiar la mentalidad alemana (y europea) de la época, para la que la física teórica tenía un estatus muy inferior al de la física experimental.

A lo largo de los 32 años que estuvo como profesor en la Universidad de Munich, Sommerfeld tuvo el honor de ser el guía y maestro de grandes físicos (aquí una lista completa). Muchos de los alumnos a los que dio clases se convirtieron en físicos de fama mundial, e incluso seis de ellos tuvieron el honor de ser galardonados con el Premio Nobel de Física gracias a sus trabajos punteros: Werner Heisenberg, Wolfgang Pauli, Peter Debye, Hans Bethe, Linus Pauling e Isidor Isaac Rabi.


I: Arnold Sommerfeld y Wolfgang Pauli

Pero Sommerfeld no sólo destacó como profesor. Durante su estancia en Munich hizo grandes avances, tanto en el campo de las matemáticas como en el campo de la física, gracias a los cuales hoy se le sigue considerando uno de los grandes científicos del siglo XX.

Entre sus grandes avances cabe destacar su colaboración en la Teoría de la Relatividad. Gracias a sus contribuciones, la revolucionaria teoría de Albert Einstein ganó mucha aceptación entre los círculos más escépticos. También continuó trabajando en modelos matemáticos de dispersión y propagación de ondas que habían ocupado la primera parte de su vida.

Más acorde con el puesto que ocupaba en Munich, Sommerfeld hizo grandes avances en la física teórica. Quizá los que más han trascendido hasta nuestros días sean la modificación del modelo atómico de Neils Bohr incluyendo las órbitas elípticas de los electrones, y la introducción de la constante de estructura fina, constante fundamental que caracteriza la interacción electromagnética.


I: Arnold Sommerfeld y Neils Bohr

Pero no fueron sus únicos avances. Para haceros a la idea de lo prolífico que fue Sommerfeld como investigador, basta decir que tiene el honor de ser la persona que más veces fue nominada al Premio Nobel de física hasta el año 1950 junto a Otto Stern, con un total de 81 nominaciones cada uno (nótese que se puede nominar varias veces a una misma persona un mismo año por diferentes trabajos). Eso sí, entre Stern y Sommerfeld existe una gran diferencia, Stern se llevó el Nóbel en 1943, mientras que Arnold Sommerfeld se quedó con el honor de ostentar el mayor número de nominaciones para un Premio Nobel de física, superando las 51 nominaciones del también desafortunado Henri Poincaré.

Yendo un poco más allá y alcanzando límites insospechados de ironía, Sommerfeld también ha pasado a los anales de la historia por haber sido la persona que más veces ha supervisado el trabajo de ganadores del Premio Nobel.

Aún así, Arnold Sommerfeld obtuvo muchos otros premios y reconocimientos a lo largo de su vida, tales como la admisión como miembro de todas las grandes academias de ciencia de la época (incluidas la soviética, la alemana, la inglesa y la estadounidense), una medalla Max-Planck, una medalla Oersted y una medalla Lorentz. Eso sí, se quedó con la espina de ser la persona que ha estado más cerca de ganar un Premio Nobel de física, y nunca conseguirlo.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

4 comentarios

  1. Dani
    2/03/2011 @ 20:51

    Seis de sus alumnos fueron premio Nobel. Quizá sea tan gratificante como recibirlo…aunque no los vió todos en vida.

    Un merecido recuerdo para este gran Maestro (con mayúscula)

    Buena historia, Milhaud.

    Gracias

    [Responder]

  2. unasombra
    3/02/2012 @ 05:47

    Excelente artículo, que -para los que sólo tienen una idea superflua del trabajo científico en general, y del de este genio en particular-, debería de ser muy revelador.
    Y es que, en los cursos básicos de enseñanza media, con suerte se menciona su nombre; y es posible que sólo se lo tome como el creador de “un modelo atómico secundario”, inferior. El creador de un disparate que intentó salvar el modelo de Bohr, y al que rápidamente aplastó la mecánica cuantíca de Schrödinger.
    Lógicamente, nada más falso…
    ¡Felicitaciones por reivindicar a este Genio entre genios!
    Y por lo del Nobel: ¿a quién le importa? Sólo a los que miden el talento en medallas y coronas. Ehrenfest -otro desgraciado físico excelso- tampoco lo recibió; y se pueden seguir enunciando nombres.
    ¡Estudiemos las ideas, no los premios!

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. Arnold Sommerfeld, el físico que no ganó el Premio Nobel
  2. Bitacoras.com

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.