Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

La gravedad según Galileo


Publicado el 11/10/2010

Hasta pasada bien pasada la edad media, la explicación aristotélica de la gravedad no planteó duda alguna, hasta que Copérnico hizo saber a la humanidad que la Tierra no estaba en el centro del Universo, si no que la Tierra era uno de los muchos planetas que giraban en torno al Sol. Rompiéndose el modelo geocéntrico, además de aparecer la primera de las tres heridas de las que años más tarde hablaría Freud, también se despedazaba la explicación de la gravedad de Aristóteles.

Los problemas que aparecían a la hora de plantear un nuevo modelo eran muchos. ¿Por qué los objetos permanecen sobre la superficie de la Tierra mientras esta gira sobre su eje, en lugar de salir despedidos? ¿Cómo es posible que la Tierra gire alrededor del Sol sin que haya nada que la impulse?


I: Galileo Galilei

Galileo Galilei fue el primero en afrontar los nuevos problemas tras la teoría heliocéntrica de Copérnico. La gran novedad de Galileo a la hora de teorizar fue que decidió experimentar para comprobar la naturaleza de la gravedad. Para ello, estuvo semanas tirando distintos objetos desde la Torre inclinada de Pisa. Con los distintos lanzamientos comprobó que, independientemente de su masa, tamaño y forma, los objetos tardaban el mismo tiempo en llegar al suelo cuando se lanzaban desde la misma altura. Además, consiguió demostrar que la afirmación de que los objetos caían con velocidad constante era falsa. Todos los objetos que lanzó de la torre aceleraban durante la caída.

Los experimentos de caída de objetos también le permitieron introducir una nueva teoría física. Según Galileo, todo objeto que caía desde la Torre de Pisa, compartían la misma rotación que experimenta la Tierra y por ende la torre. Con ello, suponía que los objetos que estaban en movimiento, mantenían ese movimiento aunque a él se añada otro. De este modo, Galileo teorizó que si un barco con un elevado mástil se navegaba por el mar, al tirar una bola desde lo alto del mástil, esta caería en la base del mástil.


II: Grabado de objetos en caída

Este mismo principio le llevó a Galileo a suponer que los planetas se mantenían en movimiento alrededor de la Tierra por ‘inercia’. Los planetas en algún momento fueron puestos en movimiento al rededor del Sol, y este movimiento circular continuaría para siempre en la misma órbita.

Junto a estos experimentos, también teorizo a cerca del problema de la rotación de la Tierra. Supuso que los objetos no salen volando de su superficie porque en realidad no consiguen alcanzar una velocidad significativa frente a la velocidad de rotación de la Tierra. No importa la velocidad aparente de los objetos, ya que siempre serían demasiado lentos en comparación con la velocidad de rotación como para salir despedidos.


III: Modelo heliocéntrico

Sin embargo, cuando Galileo detalló todas sus teorías sobre la gravitación, ya era consciente de la teoría de Kepler de que el movimiento de los planetas en torno al Sol no era circular, sino que en realidad era elíptico. Se cree que Galileo ignoró deliberadamente a Kepler, ya que de haber reconocido esta incongruencia tendría que haber reconocido que su solución al problema de la gravedad era errónea.

Además, Galieleo no supo dar la razón que explicase la fuerza que atraía a los objetos hacia la superficie de la Tierra, ni cómo los planetas comenzaron a girar en torno al Sol. Pero pese a las deficiencias en la explicación gravitatoria de Galileo, fueron muchos los conceptos físicos introducidos que facilitaron el trabajo futuro de otros científicos.

Este artículo forma parte de la serie Historia de la Gravedad:

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

4 comentarios

  1. vinti
    29/10/2010 @ 21:46

    Eppur si muove.
    Estuvo cerca de descubrir más cosas, pero le debemos tanto…
    Saludos.

    [Responder]

  2. Carlos Ruiz
    8/02/2011 @ 04:07

    Holap:

    “Galileo no supo dar la razón que explicase la fuerza que atraía a los objetos hacia la superficie de la Tierra.”

    Bueno, la verdad es que hasta ahora NADIE ha podido dar una explicación a este fenómeno conocido como gravedad… puede observarse, puede medirse, pero aún no se sabe “por qué” ocurre, nadie conoce la razón por la que la materia atrae a la materia.

    Hoy en día, gracias a la física de partículas, existe una teoría que propone que hay una partícula sub-atómica responsable de este fenómeno…

    Saludooos :P

    [Responder]

  3. Lorea
    4/06/2013 @ 00:19

    “La gran novedad de Galileo a la hora de teorizar fue que decidió experimentar para comprobar la naturaleza de la gravedad. Para ello, estuvo semanas tirando distintos objetos desde la Torre inclinada de Pisa”.

    Simplemente por si a alguien le interesa, me temo que esto (a pesar de estar tan extendido) no es cierto. Grandes filósofos científicos de formación, como Russell, han difundido esta imagen del Galileo experimentador, pero es una deformación anacrónica. En realidad Galileo nunca realizó ese experimento, sino que era un experimento mental. De hecho, la gran mayoría de sus experimentos eran mentales, y no por eso son menos válidos. Es una buena práctica metodológica, y que conservamos hoy día de forma automatizada en las simulaciones por ordenador.

    Si a alguien le interesa profundizar hay un libro muy interesante, “La revolución copernicana”, del historiador y filósofo de la ciencia Thomas Kuhn.

    [Responder]

  4. skallighet hos man
    27/08/2014 @ 03:29

    ? have stu?y not a single ?rticle on your blog.
    You are a major lad

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (4)

  1. Bitacoras.com
  2. Este es el trbajo que nos mnadó toñi. Aquí os lo dejo, espero que os guste. « sergioibanezpozo
  3. Escribe cuando llegues » Pisa y su bendita torre inclinada
  4. La verdadera historia de Galileo y la Torre de Pisa (II) | De Tales a Newton

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.