Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

¿Cómo se midió por primera vez la velocidad del sonido?


Publicado el 18/11/2010

Como cualquiera puede saber, durante una tormenta se ve mucho antes caer al rayo que escuchar al trueno. Esta diferencia se debe fundamentalmente a la gran diferencia existente entre las velocidades de la luz y del sonido. La luz (en este caso el rayo) llega a nuestras retinas de forma prácticamente instantánea, ya que la velocidad de la luz en la atmósfera está cerca de los 300.000 Km/s. El sonido (en este caso el trueno) llega tarde con una notable diferencia. En caso de tormentas lejanas, esta diferencia puede llegar a ser de varios segundos.


I: Henri-Victor Regnault

La diferencia es notable a día de hoy, y era notable hace varios siglos. Lo que no era tan sencillo era determinar con precisión la velocidad del sonido. Si bien en este caso se podía hacer una buena aproximación (a diferencia del caso de la medición de la velocidad de la luz), las aproximaciones tenían una fuerte dependencia de la capacidad de reacción del ser humano que efectuaba la medición, y hace un siglo no existía un reloj lo suficientemente preciso como para determinar medidas de centésimas de segundo.

Para ver cómo solucionó este problema primero Marin Mersenne aprovechándose del eco y luego lo automatizó Henri-Victor Regnault con un sistema más sofisticado no tenéis más que ver mi última colaboración en Amazings.es.

Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

2 comentarios

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. ¿Cómo se midió por primera vez la velocidad del sonido?
  2. Bitacoras.com

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.