Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Proceso Teller-Ulam: El secreto de la bomba de Hidrógeno


Publicado el 16/03/2010

El proceso Teller-Ulam consiste en una bomba de fusión termonuclear encendida mediante una pequeña bomba de fisión. Esta idea fue propuesta por primera vez por Enrico Fermi a su compañero Edward Teller en el año 1941, al comienzo de lo que más tarde fue conocido como Proyecto Manhattan.

Después de varios trabajos preliminares junto a Enrico Fermi en los que no se consiguió ningún avance, Teller se trasladó a Los Álamos para trabajar en la bomba atómica bajo la supervisión de Robert Oppenheimer. Allí se percató de que las dificultades encontradas para realizar una bomba de fisión eran menores que para su proyecto original, así que su idea fue relegada a un segundo plano.


I: Edward Teller

Stanislaw Ulam, un compañero de Teller, rescató la idea original pocos años después dando un gran paso conceptual para conseguir un diseño que pudiera funcionar. Ulam expuso que la explosión de la bomba tendría que hacerse por partes, estableciendo dos compartimentos. En el primer compartimento estaría el componente de fisión y en el segundo estaría el componente de fusión, de tal modo que la explosión del primer componente conseguiría comprimir lo suficiente al segundo para activar la fusión.

Entonces Teller se percató de que la radiación gamma y los rayos X emitidos por el primer compartimento podrían transferir suficiente energía para conseguir la fusión en el segundo compartimento si el conjunto de ambos compartimentos estuviera recubierto de una envoltura reflectante. Esta idea se fue depurando en poco tiempo hasta llegar al diseño final, consistente en una bomba de fisión-fusión-fisión.


II: Proceso Teller-Ulam

Esta bomba fue probada por primera vez a pequeña escala en la Operación Greenhouse en 1951. El lanzamiento George fue la primera vez que se probó el ahora conocido como proceso Teller-Ulam a pequeña escala, mostrando la viabilidad del mismo. En Noviembre de 1952 se hizo la prueba a gran escala con el lanzamiento de Ivy Mike en el atolón Eniwetok, liberando una energía de 10,4 megatones (450 veces más energía que la liberada con la bomba atómica de Nagasaki).

Fuentes y más información:
Basic Principles of Staged Radiation Implosion
Testimony in the Matter of J. Robert Oppenheimer
Complete List of All U.S. Nuclear Weapons
Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. eulez
    16/03/2010 @ 18:41

    Ójala todo este talento para diseñar armas se hubiese dedicado a otra cosa. En fin, habrá que pensar que (a lo mejor) todo esto puede que haya sido de utilidad para el diseño de las futuras centrales de fusión nuclear.

    [Responder]

  2. Max Birrax
    16/03/2010 @ 21:22

    Siempro que leo algo sobre la bomba A o la bomba H, pienso cómo se puede trabajar y dedicar todo tu esfuerzo a algo que sabes va a terminar con la vida de muchas personas de un plumazo, y luego dormir tranquilo. Saludos,

    [Responder]

  3. Antonio
    17/03/2010 @ 10:16

    Entre los muchos científicos que apoyaron el proyecto Manhattan se encontraba Einstein, Fermi y Oppenheimer. Después de la 2ª Guerra Mundial Oppenheimer pasó a formar parte de la Comisión de Energía Atómica buscando siempre el menor desarrollo posible de armas atómicas por parte de Rusia y EEUU. No creo que después de las explosiones nucleares de agosto de 1945 volviera a ser el mismo ni tuviera la conciencia tranquila, pero tal vez hubiera sido peor que la Alemania de Hitler hubiera desarrollado armas atómicas antes que nadie, imaginaos el cargo de conciencia de saber que podias haber desarrollado un arma para evitar que Alemania tuviera ese poder y no haber hecho nada. No me hubiera gustado nada estar ni medio cerca de toda esa situación, tal vez lo más sencillo hubiera sido meterse debajo de la almohada y dejar que otro fuera el reponsable de desarrollar el arma que mató a cientos de miles de personas.

    [Responder]

  4. Moebius
    18/03/2010 @ 18:02

    Terrible ciencia, pero interesante

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (3)

  1. Proceso Teller-Ulam: El secreto de la bomba de Hidrógeno
  2. Bitacoras.com
  3. Armas nucleares | Uranium 235 Fissionable

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.