Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

El partido que después de 11 días tuvo que terminar en empate


Publicado el 20/01/2011

Todo comenzó en la cálida y soleada mañana del viernes 3 de marzo de 1939, y terminó en la oscura y lluviosa tarde del martes 14 de marzo. El partido de críquet que enfrentaba a Sudáfrica e Inglaterra se jugaba bajo la modalidad sin límite de tiempo, y en aquel décimo día las circunstancias hicieron que tuviera que terminar en empate.


I: Transcurso del partido entre Sudáfrica e Inglaterra

El críquet es un deporte que, al igual que el beisbol, tiene partidos de larga duración en todos los niveles de competición. Las ligas nacionales importantes están acostumbradas a partidos de entre 2 y 4 días, y en las grandes citas internacionales el límite se establece en 5 días de competición. Los test sin límite de tiempo son una modalidad de críquet que se incluyó en 1926 tras una serie de partidos empatados entre Australia e Inglaterra. Al quedar un único partido antes de la marcha de la selección australiana de vuelta a su país, las autoridades decidieron que el quinto y último partido se jugase sin ningún límite de tiempo, evitando así el juego defensivo e impidiendo un posible quinto empate. Aquel partido, el primero de la modalidad, se saldó con una victoria por parte de Inglaterra.

Después de aquel partido, los test sin límite de tiempo se popularizaron en las grandes competiciones internacionales, jugándose en los siguientes 13 años un total de 30 partidos que en más o menos días se saldaron con un vencedor. Australia solía ser el único país que solicitaba jugar sin límite de tiempo, pero en el partido que enfrentaría en 1939 a Sudáfrica e Inglaterra, se decidió jugar el quinto partido sin límite de tiempo, por razones similares a lo que había sucedido entre Australia e Inglaterra en 1926.


II: Lanzamiento durante el partido de críquet

El partido comenzó el 3 de Marzo, y hasta el día 14 continuaron jugando (con tres días de descanso entre medias) sin salir ningún vencedor. Aquel martes 14 de marzo de 1939, Inglaterra tenía la victoria a tiro, a tan sólo 42 carreras. Pero por otro lado tenía un problema de tiempo inesperado. El barco que habían reservado con tanto tiempo de margen zarpaba de Johannesburgo el 17 de ese mismo mes, y aún necesitaban dos días para llegar de Durban a Johannesburgo en tren.

Después de muchas discusiones, y ante la importancia de volver en ese barco, dada la poca frecuencia que entonces tenía el transporte, hicieron que los equipos nacionales de Sudáfrica e Inglaterra, después de más de 43 horas efectivas de juego, diesen el partido por terminado con un empate, justo lo que pretendieron evitar al designar un partido sin límite de tiempo.

La repercusión de este hecho fue tal, que este partido no sólo ha pasado a la historia por ser el único partido sin límite de tiempo que terminó en empate, si no por ser el último partido jugado en la modalidad sin límite de tiempo. Desde aquel enfrentamiento en Durban, todos los test internacionales que se han jugado se han sometido a la estricta limitación de 5 días de juego.


III: Marcador al final del encuentro

De este modo, el enfrentamiento de críquet en Durban entre Sudáfrica e Inglaterra pasó a ser uno de los partidos más largos de la historia de cualquier deporte, superando con creces el mítico Isner contra Mahut del pasado año en Wimbledon o las 110 rondas de boxeo entre Andy Bowen y Jack Burke.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. Alfonso
    20/01/2011 @ 11:59

    Bueno, pero si tuvieron un lapso de 3 días de descanso entre medio, el partido no habría durado 8 días más bien? O.o

    P.D: por cierto, si el quidditch fuera un deporte real, hay un partido que ningún otro deporte en la historia podría igualar :P : un partido de quidditch llegó a durar 6 meses :P

    [Responder]

  2. kikas
    20/01/2011 @ 22:16

    Pues recuerdo en verano del 87 u 88, veinte días en Londres que pusieses la tele a la hora que la pusieses aparecía en directo el Inglaterra Vs West Indias
    A lo mejor descansaban más…o a lo mejor cada vez que ponia la tele comenzaban…

    [Responder]

  3. Yoga
    23/01/2011 @ 22:46

    Que locura, a ver quien aguanta eso…

    [Responder]

  4. Fran J. Saavedra
    27/01/2011 @ 22:57

    Muchas gracias por el enlace. No conocía la historia que cuentas y fue también algo increíble.

    Un saludo

    [Responder]

  5. pableras
    3/02/2011 @ 13:07

    Esto como los Madrid – Barça de este año, que va a haber tantos, que va a parecer que no acabarán nunca. ¿Ganará todos el Barça? Yo creo que sí.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. Bitacoras.com
  2. El partido que después de 11 días tuvo que terminar en empate

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.