Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Rudy Santos: El hombre con cuatro brazos


Publicado el 13/12/2010

Los espectáculos de aberraciones, más conocidos como freak shows, fueron unas actuaciones extremadamente populares en Estados Unidos y Europa entre mediados del siglo XIX y mediados del siglo XX. El único objetivo de estos espectáculos era mostrar las rarezas de la naturaleza, centrándose especialmente en las rarezas del ser humano. Por aquellos shows pasearon gente como Bill Durks (el hombre con tres ojos), Frank Lentini (el hombre con tres piernas) o los Gemelos de Siam (los gemelos que dieron origen al término siameses).

A lo largo del siglo XX, estas malformaciones empezaron a encontrar su fundamento científico en las mutaciones genéticas y enfermedades hasta entonces desconocidas. Con ello, todas las estrellas de los freak shows dejaron de ser gente que exhibir, para pasar a ser gente que curar. Aún así, el cambio de una mentalidad a otra no fue radical, manteniéndose varios freak shows durante algunos años más.


I: Rudy Santos

Poco después de mitad del siglo XX, en 1955, nacía en Filipinas Rudy Santos. Rudy, había sido concebido como uno de dos hermanos gemelos, pero una extraña malformación, descrita por primera vez en el siglo XIX por Johann Friedrich Meckel como fetus in fetus, hizo que su hermano gemelo se convirtiera en un hermano parásito, dando como resultado que Rudy Santos tuviera cuatro brazos y tres piernas.

Rudy Santos pertenecía a una familia extremadamente pobre, por lo que cuando la familia vio una fuente de ingresos en él, Rudy pasó a formar parte de uno de los últimos freak shows de los que se tiene constancia. Allí se mantuvo por más de 15 años, hasta que por voluntad propia abandonó la exhibición, prefiriendo vivir recluido y en la más absoluta pobreza.

El gemelo parásito de Rudy consistía (y consiste) en dos brazos y media pierna, lo que le hizo que se presentase en su país natal con el sobrenombre de El Hombre Pulpo. En su caso, a diferencia de Frank Lentini, sus extremidades no eran funcionales, siendo meros apéndices sujetos y sustentados por los órganos de Rudy. Además de las extremidades, unidas por la pelvis, Rudy contaba con dos pezones y una pequeña protuberancia a la altura del esternón que fue identificada por los médicos como un vestigio de la cabeza de su gemelo.


II: Rudy Santos, el Hombre Pulpo

Rudy, aún vivo a día de hoy, es la persona con esta malformación que ha alcanzado la edad más avanzada. En el año 2008, el médico Vicente Gomez estudió su caso y determinó que era probable la separación de su hermano parásito. Rudy se llegó a plantear la separación, ya que posiblemente le alargaría la esperanza de vida, pero finalmente decidió que después de haber vivido más de 50 años con sus apéndices, ya eran una parte de sí mismo.

A lo largo de la historia se han registrado alrededor de 100 casos documentados en todo el mundo de fetus in fetus. El caso de Rudy Santos es uno de los más espectaculares y notables, aunque también merece la pena nombrar el caso de Lakshmi Tatma, una niña nacida en la India en 2005 con cuatro brazos y cuatro piernas. En esta ocasión la ciencia estaba más avanzada y encontró los medios necesarios para ser operada, consiguiendo deshacerse de su hermana parásita y pudiendo llevar una vida relativamente normal.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

Un comentario

  1. minipunk
    14/12/2010 @ 00:35

    Flipa!

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (5)

  1. Bitacoras.com
  2. Rudy Santos: El hombre con cuatro brazos - apezz.com
  3. Rudy Santos: El hombre con cuatro brazos
  4. Rudy Santos, el hombre con cuatro @
  5. NeoTeo

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.