Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Cómo mentir con un mapa


Publicado el 4/10/2013

Nota: Todo esto lo comenté el pasado viernes en una charla de apenas 10 minutos que di para Naukas Bilbao 2013. Podéis disfrutar de ella aquí (nótese que es la primera vez que doy una charla similar, pero creo que el mensaje es perfectamente entendible).

Los mapas, además de ser una herramienta magnífica para representar la tierra tal y cómo la hemos conocido a lo largo de los años, son una herramienta magnífica para representar datos divididos territorialmente. De hecho son una de las formas más visuales de representar datos, haciéndolos más fácilmente entendibles que complejas tablas de datos.

Con los avances del software de creación de imágenes y representación de datos, cada vez nos encontramos más y más datos en todo tipo de medios. Seguramente a día de hoy los mapas se utilizan más que en ningún otro momento de la historia. El problema es que los que realizan esos mapas no siempre tienen la formación adecuada, o no son conscientes de las posibles implicaciones que pueden tener las decisiones tomadas a la hora de realizar este diseño.

Aquí os voy a intentar representar algunos errores comunes que tienen muchos mapas con los encontramos cada día, para intentar no caer en las mentiras y manipulaciones (deliberadas o no) a las que nos pueden llevar los errores de diseño a la hora de crear un mapa.

De entrada tomaré un mapa que creé sobre los transgénicos en España, y en cuatro pasos explicaré a qué cosas prestar atención para mejorar la creación y la interpretación de los mapas.

El cultivo de transgénicos en España (1)
Versión 1.0 (En mayor resolución)

Este mapa, como tal, le falta mucha información. De hecho, en un primer vistazo es complicado saber qué quiere representar realmente. Sí, sabemos que es algo relacionado con los transgénicos, pero nada en concreto: podría ser el consumo de transgénicos, la opinión de la sociedad sobre los transgénicos, la investigación de transgénicos (bueno, esto seguro que no) o el cultivo de transgénicos. Intentemos arreglarlo.

1. Título, leyenda, contexto y fuentes

Lo principal en cualquier mapa, es el título. Todo título ha de ser conciso sobre lo que se pretende representar, dejando las menos ambigüedades posibles. Además, un título nunca puede ser tendencioso y posicionarse. Si la intención es representar datos, se explica los datos que se van a representar. Más adelante se pueden interpretar en un texto paralelo con las explicaciones pertinentes.

La leyenda también es algo esencial que falta en nuestro primer mapa. De nada sirve pintar un territorio de distintos colores si no dejamos claro a qué se refiere cada uno de los colores. En esta ocasión se trata del porcentaje de cultivo de Maíz transgénico (MON 810) respecto al total del cultivo de maíz.

Un poco de contexto, si bien en muchos casos puede ser irrelevante, también puede ser interesante. En general una persona cualquiera, que no esté muy metida en el tema de los transgénicos, puede desconocer por completo cuál es la realidad. Por ello en nuestro mapa he añadido unos cuantos datos, como la cantidad de hectáreas cultivables y lo que supone el cultivo de maíz sobre el total. Además también he remarcado que la variedad MON 810 de maíz es el único que se cultiva en la actualidad en España.

Por último, pero no por ello más importante, las fuentes. Cuando se trata de mapas de datos, los datos tienen un origen y nunca está de más mostrar ese origen para que cualquier interesado pueda recurrir a él para indagar sobre esos datos. En este caso utilicé todos los datos presentados por el Ministerio de Agricultura sobre cultivos(PDF) y cultivo de transgénicos (PDF) en el año 2011.

Si tenemos estos cuatro pequeños detalles, el mapa cambia notablemente, haciéndose mucho más entendible y menos sujeto a interpretaciones personales.

El cultivo de transgénicos en España (2)
Versión 2.0 (En mayor resolución)

2. Divisiones territoriales

A la hora de representar datos, es muy importante cómo se agrupan estos datos por regiones. En determinadas ocasiones el objetivo del mapa es comparar determinadas regiones (países, comunidades autónomas o provincias). En otros casos las regiones elegidas no tienen ningún interés más allá de la comodidad y facilidad para realizar el mapa.

En el caso que nos ocupa, el Ministerio de Agricultura presenta los datos por provincia. A priori puede no resultar relevante, pero en algunas ocasiones (como ésta) los datos de algunas provincias contaminan los datos de la comunidad autónoma al completo, llevando a malinterpretaciones perfectamente evitables.

Hablando de transgénicos, en el año 2011 la provincia de Soria tuvo apenas 4 hectáreas de maíz transgénico cultivadas. Este pequeño detalle hace que toda la comunidad de Castilla y León aparezca en amarillo en vez de en verde. Algo similar pasa en Castilla-La Mancha, donde el gran cultivo de maíz transgénico en Albacete hace que toda la su comunidad esté en roja en vez de en amarillo.

De hecho, hablando en números totales, cambiar la división territorial de comunidades autónomas a provincias en el caso del maíz transgénico nos supone pasar de 10 provincias en verde a 24 provincias en verde, así como de 27 provincias en rojo a apenas 15.

El cultivo de transgénicos en España (3)
Versión 3.0 (En mayor resolución)

3. Colores

Los colores es algo a lo que no solemos prestarle mucha atención. La gran mayoría tenemos la suerte de distinguir casi todos los colores con bastante facilidad, olvidándonos de que un 8% de los hombres y un 1% de las mujeres son daltónicos, teniendo dificultades para distinguir algunos colores, principalmente el verde y el rojo.

Además, el uso de colores de tipo semáforo (rojo-amarillo-verde) tiene unas connotaciones sociales que hace pensar de forma intuitiva que el rojo representa lo que es malo o peligroso, mientras que el verde representa lo que es bueno o seguro. Esto puede ser interesante cuando queremos presentar zonas de riesgo de inundaciones o riadas en una zona de montaña, para evitar posibles accidentes, pero en el caso de los transgénicos supone dar una interpretación más allá de los propios datos.

Dejando de lado todo tipo de debate, en este mapa estamos representando el porcentaje de maíz transgénico por provincia. Si lo que queremos es ceñirnos a los datos no debemos realizar un juicio de valor que transcienda mucho más allá de los datos en sí, ya que sería una posición tendenciosa y manipuladora.

Para evitar este tipo de problemas, lo mejor es ceñirse a una gama de colores, variando únicamente la intensidad del mismo. De este modo, incluso las personas incapaces de distinguir ningún color aún podrían interpretar el mapa con la gama de grises que representa la distinta intensidad de colores. También es importante tener en cuenta que la mayor intensidad del color ha de dejarse para las cifras mayores (ya sean porcentuales o absolutas), ya que es lo que un lector cualquiera esperaría antes de interpretar la leyenda, evitando así malinterpretaciones.

El cultivo de transgénicos en España (4)
Versión 4.0 (En mayor resolución)

4. Agrupación de datos

Cuando agrupé los datos en este mapa, al elegir los rangos que cada color representa, lo hice de forma deliberadamente tendenciosa. Estando los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura desde el 0% (en todas las provincias en verde) hasta el 92% (en Lérida), ¿qué sentido tiene diferenciar únicamente entre los que no tienen, los que tienen menos del 10% del maíz transgénico y los que tienen más del 10%?

Lo más transparente a la hora de representar distintos rangos de datos en un mapa, es utilizar rangos que diferencien zonas similares, pero dotando de la mayor granularidad posible, incluso siendo ideal una gama de color continua. Por ello he creado 5 nuevas agrupaciones de datos, con rangos equidistantes: 0 – 25%, 25% – 50%, 50% – 75%, 75% – 100%, además del 0%. En algunos mapas concretos puede interesar que las agrupaciones de datos no sean equidistantes, pero de ser así ha de hacerse notar las razones claramente en la leyenda.

Otra cosa que es importante hacer notar son las regiones del mapa con datos poco representativos. Al estar mostrando únicamente porcentajes, no son comparables el 62% de Huesca, con 28.000 hectáreas de maíz transgénico cultivado, que el 49% de Alicante, con apenas 124 hectáreas de maíz transgénico. Por esta razón he marcado un umbral mínimo, marcando todas las provincias con menos de 250 hectáreas de maíz cultivado (menos de un 0,1% del cultivo nacional) como provincias poco representativas.

Con estos últimos cambios, el resultado final difiere notablemente del inicial:

El cultivo de transgénicos en España (5)
Versión 5.0 (En mayor resolución)

5. Notas al margen

Si bien estas pautas seguidas para representar correctamente un mapa han de tenerse en cuenta a la hora de realizar o de interpretar un mapa, hay que entender que en determinadas ocasiones pueden existir razones reales para caer en alguna de estas mentiras con el objetivo de facilitar la interpretación de los datos.

Del mismo modo, estas pautas no son las únicas a seguir, ni las únicas mentiras en las que se puede caer, voluntaria o involuntariamente. Hay que tener cuidado con el uso de determinadas proyecciones cartográficas que puedan llevar a la mala lectura de los datos. Hay que evaluar detenidamente en qué ocasiones es mejor usar datos absolutos o relativos (porcentajes). Y en general, hay que tener un escepticismo sano que evite que realicemos mapas tendenciosos, o lo que es peor, que interpretemos incorrectamente un mapa, llegando a conclusiones que los datos no garantizan.

Si queréis indagar en este tema, os recomiendo el libro How to Lie with Maps. En él encontraréis todos estos detalles y muchos más, con ejemplos de los más variopintos. Podéis encontrarlo en Amazon. Me temo que aún no está traducido al español, aunque su lectura en inglés es bastante ligera.

Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

12 comentarios

  1. Terrio
    4/10/2013 @ 10:08

    A medida que se va retocando el mapa me choca el caso de la provincia de Alicante: hasta el penúltimo mapa siempre está situada en los de más del 10%, y de repente, al analizar la agrupación de datos pasa a ser una de las provincias sin relevancia porque tiene menos de 250 hectáreas. Ya sé que Alicante es una de las 10 provincias más pequeñas (en extensión) de España, pero me choca que ese cambio radical en la percepción de su influencia se produzca tan de golpe y no gradualmente.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Terrio, la razón es que la cantidad de cultivos de maíz en Valencia y Castellón, pese a ser mayor de 250ha, no es tampoco altamente significante. Por esa razón su peso a nivel de comunidad autónoma es tan notable en los primeros mapas.

    [Responder]

    KilFer Reply:

    @Terrio, Ahí esta la trampa. Ya no es que sea una de las provincias mas pequeñas de España (la rioja es mas pequeña y ahí sale), sino que realmente se cultiva muy poco maíz en esa provincia. Por lo tanto, con poco maíz transgénico que se cultive, consigue un porcentaje muy alto.

    Es como hablar del porcentaje de agricultores por municipio. Quizás en ciudades medianas haya un porcentaje (por la periferia), pero en pueblos pequeños el porcentaje se dispara al 80~95%. ¿Acaso hay muchísimos mas? No, simplemente los pueblos son muy pequeños y, con pocos agricultores que haya, el porcentaje se dispara.

    No he cogido un buen ejemplo porque además el mundo rural vive de por si en la agricultura, pero espero que para entenderlo se vea mas rapidamente.

    Fíjate Huelva. De estar en Rojo, a ir bajando gradualmente… luego se descubre porqué: Casi no se cultiva maíz en esa provincia; y en este caso, muy pocos lo cultivan transgénico. Pero sigue siendo un porcentaje demasiado pequeño.

    Por cierto, muy buena entrada.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @KilFer, mucho mejor apunte. Gracias ;)

    [Responder]

  2. Sacha
    4/10/2013 @ 17:08

    Excelente artículo, gracias!

    [Responder]

  3. Rafa
    5/10/2013 @ 02:37

    Muy bueno! Gracias y un saludo.

    [Responder]

  4. Fede
    21/10/2013 @ 17:41

    Me ha gustado mucho el artículo, pero siendo que padezco un cierto grado de daltonismo, me gustaría aportar un comentario:
    En algunos casos, como el mio, los colores en si mismo son fácilmente distinguibles (rojo y verde sin problema, por ejemplo), pero los tonos representan un problema (un “azul oscuro”, un “azul petroleo” y un simple “negro”). Por ello también creo que es bueno tener en cuenta que los gradientes de colores sean suficientemente amplios como para ayudar a evitar errores.
    Esto mismo también aplica cuando un gráfico es impreso en escala de grises, en una impresora de mala calidad!
    Muchas gracias

    [Responder]

  5. Teresa González de la Fe
    15/02/2014 @ 13:08

    Pido permiso para reproducir esta página en el aula virtual de la asignatura Sociología del Grado de Geografía y Ordenación del Territorio de la ULL, con el fin de que el alumnado la lea y realice un comentario sobre la misma en un ejercicio práctico de la asignatura.

    Un saludo y enhorabuena por el blog
    Teresa González de la Fe

    [Responder]

    Montse Ferrer Reply:

    Cuando la he leído, he pensado lo mismo, voy a utilizarla con mis alumnos. Me parece muy didáctica la manera en que has ido mejorando el mapa. Felicidades! Así que si no te importa, pondré el enlace para los alumnos de grado de ambientales de la Universidad de León

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Montse Ferrer, podéis usar todo el contenido sin problemas ;)

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. Cómo mentir con un mapa | Los antisistema son:
  2. La semana en los blogs CCXCIII - Error 500

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.