Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Abraham Lincoln: El presidente que aprobó la seguridad presidencial la mañana antes de ser asesinado.


Publicado el 6/01/2011

Desde la adopción de los Artículos de la Confederación el 1 de Marzo de 1781 y la consiguiente creación del país, los Estados Unidos de América han sufrido un total de 9 intentos de magnicidio, 4 de los cuales fueron fatales. Quizá el más recordado de todos sea el de John F. Kennedy en 1963, por ser el último y el único grabado en directo. Aún así, este caso no es tan rocambolesco como el de Abraham Lincoln, el primero de todos.

Para entender por qué Abraham Lincoln creó su protección particular, creando el Servicio Secreto, y el asesinato en sí, hay que remontarse a 1861, fecha en la que estalló la guerra de secesión estadounidense. Esta guerra civil enfrentó a los estados del norte y los estados del sur por la legalidad de la esclavitud.

En marzo de 1861, Lincoln tomó posesión del cargo de Presidente. Lincoln había realizado discursos a lo largo de los Estados Unidos en los años anteriores luchando a favor de la abolición de la esclavitud, por lo que al tomar cargo como presidente, los estados de Carolina del Sur, Misisipi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana y Texas se unieron bajo los Estados Confederados de América, dando la espalda a Lincoln y nombrando como presidente a Jefferson Davis.


I: Abraham Lincoln

Este hecho llevó a los Estados Unidos a cuatro años en los que el país sufrió la más dura contienda desde que el primer presidente, John Hanson (sí, no se trata de Washington, no me he vuelto loco), se pusiera al frente de la nación en 1782.

La clave de la guerra se basaba en las dos economías del país. El sur vivía gracias a una economía agraria-esclavista, algo contra lo que pretendían luchar los estados del norte, con una economía industrial a favor de la abolición de la esclavitud. Muchos de los sureños declararon durante y después de la guerra que no habían estado luchando únicamente por la esclavitud en sí, si no por defender una economía pobre, que amenazaba con empobrecerse aún más con un presidente abolicionista gobernando la nación.

Después de cuatro años de una compleja y muy estudiada guerra, el 9 de abril de 1965, Robert E. Lee, el último líder del bando confederado se rendía frente a Ulysses S. Grant. Este hecho sucedía poco más de un mes después de que Lincoln hubiera sido elegido para su segundo mandato, por lo que quiso reforzar su posición de presidente con un discurso el 11 de abril frente a la Casa Blanca, donde anunció su intención de otorgar el derecho a sufragio a los negros antes de que finalizase su mandato.

Lincoln sabía que había ganado la guerra, pero también era consciente de que la guerra no era el final del peligro. Tenía demasiados enemigos que estaban en contra del abolicionismo, y era consciente de que ninguno de ellos habría tomado bien su declaración de intenciones en aquel discurso, por lo que tras varias noches sin dormir, decidió crear el Servicio Secreto de los Estados Unidos.


II: Asesinato de Abraham Lincoln

Con este nuevo cuerpo, Lincoln quería cubrir muchas de las deficiencias del Cuerpo de Estados Unidos, desde los delitos fiscales hasta los asesinatos, así como su propia protección como Presidente de los Estados Unidos. La tarde del mismo día de la creación del Servicio Secreto, el 14 de Abril de 1865, Lincoln fue junto a su mujer, Mary Todd a ver la representación de Our American Cousin al teatro. Llegaron al palco presidencial una vez la obra hubiera empezado, y allí disfrutaron durante algo más de una hora de la actuación.

Llegados a la segunda escena del tercer acto, el público estalló en carcajadas a causa del acento de uno de los actores, momento que aprovechó el actor John Wilkes Booth para acercarse al presidente por la espalda y le disparó una bala en la cabeza. Rápidamente intentó huir, aunque el alcalde Henry R. Rathbone lo intentó detener. Esto ocasionó que Booth se precipitase, enganchándose su espuela en una bandera de adorno, cayéndose y fracturándose el peroné mientras gritó “¡Sic semper tyrannis!“. Aún así consiguió escapar por la puerta sin que nadie pudiera interponerse en su huída.

La mañana siguiente, después de 9 horas en coma, Abraham Lincoln moría convirtiéndose en el primer presidente de los Estados Unidos en ser asesinado. Aún así, esto no evitó que la creación del Servicio Secreto continuase adelante, provocando su asesinato que se pusiera especial énfasis en que una parte de este Servicio Secreto estuviera dedicado a la seguridad presidencial.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

Un comentario

Sitios que enlazan a esta entrada (1)

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.