Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Adolfo Federico: El rey que comió hasta morir


Publicado el 15/06/2010

Adolf Fredrik (Adolfo Federico en español) de Suecia fue uno de los reyes más polémicos de Suecia. Hijo de Cristián Augusto de Holstein-Gottorp y de Albertina Federica de Baden-Durlach, fue elegido como sucesor al trono de Suecia el 23 de Junio de 1743 debido a la falta de sucesión del monarca al poder, tomando el puesto el 7 de Diciembre de 1751. Su caracter le hizo ser vulnerable a la presión de los partidos políticos y pasó a la historia por ser uno de los monarcas más débiles de Suecia, aunque si algo le hizo único en la historia fue su singular muerte.


I: Retrato de Adolf Fredrik de Suecia

Cuando subió al trono en 1751, el Reino de Suecia era mucho más extenso que en la actualidad, incluyendo Finlandia al completo, así como Mecklenburg-Vorpommern (estado de la actual Alemania). Debido a los movimientos separatistas de estas regiones, se vio obligado a visitarlas para intentar ganarse la confianza de los más subersivos. Pero muchos fueron los que se percataron de la debilidad del rey, por lo que poco a poco fue ganando enemigos en todo el reino.

En sus 20 años al poder, la monarquí sueca alcanzó la influencia más baja de su historia, siendo la primera vez que se pudieron aprobar leyes sin la aprobación directa del rey. De hecho, el parlamento sueco hizo un duplicado del sello del monarca, de tal modo que cuando éste no quería aproba alguna de las leyes propuestas por el parlamento, esta se sellaba sin su consentimiento con la copia del sello. En sus dos últimos años de reinado, su posición al poder fue simplemente simbólica, careciendo de cualquier tipo de influencia o capacidad de decisión.

Pero pese a ser un mal gobernante, Adolf Frederick fue un hombre que luchó por la vida en familia, que fue amable con sus sirvientes en un tiempo en el que no era algo normal en la nobleza, e incluso hacía cajas de rapé en su tiempo libre. Era un hombre que amaba la vida por encima de todo, y terminó siendo víctima de uno de sus muchos placeres.

El 12 de Febrero de 1771, se homenajeó con un gran banquete en el que tomó langosta, caviar, chucrut y arenque ahumado, todo ello acompañado de grandes cantidades de champange. Para finalizar aquel gran banquete decidió tomarse un gran atracón de semla en leche caliente, un postre escandinavo típico. Quizá con dos o tres raciones habría bastado, pero el rey aquella noche tomó un total de 14 raciones.

Aquella misma noche, el rey murió a causa de graves problemas intestinales a causa del gran banquete que se había tomado. Desde entonces, se le conoce y se le estudia como “The King who ate himself to death” (El rey que comió hasta morir).

Fuentes y más información:
Adolph Frederick
10 Truly Bizarre Deaths
February 12 | King Adolf Frederick
Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

14 comentarios

  1. Kalle
    16/06/2010 @ 02:15

    Un par de detalles sobre los nombres que quiero aclarar.

    El nombre en sueco es Adolf Fredrik, pero también se puede decir Adolf Frederik (en danés), aunque en realidad era Adolf Friedrich (nombre en alemán) porque nació en el Gottorp Slot (en danés), Schloss Gottorf (en alemán), Castillo de Gottorf (en español), que está situado al oeste del centro de Schleswig, en el actual estado alemán de Schleswig-Holstein, que en esos tiempos era dos ducados germanos que formaban parte del reino de Dinamarca. Aún así, la traducción que haces al español es correcta: Adolfo Federico.

    Sin embargo, no es lo mismo el nombre del padre, que era Príncipe Obispo de Lübeck y que en sueco es Hertig (Duque) Kristian August av Holstein-Gottorp , en danés: Hertug (Duque) Christian August af Holstein-Gottorp y en alemán Herzog (Duque) Christian August von Schleswig-Holstein-Gottorf.

    En dos de los casos, danés y alemán, Christian se escribe con «h» intercalada aunque sea muda y en las tres lenguas se pronuncia igual.

    Christian o Kristian se traduce al españo como Cristiano y no como Cristián.

    Cristiano Augusto era para daneses y suecos Duque de Holstein-Gottorp, mientras para los alemanes también lo era de Schleswig.

    Y un detalle de la aristocracia del norte de Europa y Escandinavia: no tienen apellidos.

    Como podrás observar, el título se antepone al nombre y el “apellido” es el territorio del título. Esta práctica existe actualmente y, por ejemplo, una plebeya que se case con un príncipe pierde sus apellidos y pasa a llamarse simplemente princesa + su nombre. Una práctica similar se aplica el resto de los ciudadanos o súbditos, pero sería algo largo de explicar.

    Med venlig hilsen / Cordiales saludos

    [Responder]

  2. Kikas
    16/06/2010 @ 09:24

    Hay reyes y gobernantes que son transparentes para su pueblo. Hay otros que merecerían la horca nada más nacer.
    Aquí tenemos a nuestro Fernando VII, quien si no hubiera existido, seguramente España, hoy en día, sería totalmente diferente (Y mejor sin duda)
    Pero bueno, los pueblos generalmente tienen lo que se merecen
    Muy amena la entrada

    [Responder]

  3. Amando Carabias
    16/06/2010 @ 09:46

    Ya díjo alguien que de grandes cenas están las sepulturas llenas…Ha quedado claro que uno de los placeres de este monarca era la comida, pero se sabe si habitualmente comía tantas cantidades para las cenas, o fue algo excepcional.

    [Responder]

  4. Indiando
    16/06/2010 @ 10:16

    ¿Te cuento una historia familiar? es de ésas que te enteras siendo peque y te impresionan tanto que las adornas y las haces como miniseries íntimas…Mi madre me contó,cuando le pregunté por mis abuelos paternos,que no conocí…que mi abuela paterna padecía mucho del corazón y de tensión alta…y que un día,harta de cuidar tanto la dieta (castellana que era ella) y de cocinar comidas ricas para los demás (castellanos que son todos) se zampó un cocido de los de panceta,chorizo,tocino…para siete ella solita…y murió.
    Conociéndome,te puedes imaginar cómo se me abrieron boca y ojos al escuchar a mi madre…una historia de las que en mi mente se recrean con pelos y señales,conestétita Mastroniani…
    Achuchones!!!!

    [Responder]

  5. Alfred
    16/06/2010 @ 17:27

    La traducción que haces es incorrecta. “The man who eat himself to death” se traduce como: El hombre que se comio a si mismo, o a el mismo, hasta la muerte. No como el rey q comio hasta morir.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Alfred, en realidad, la expresión en inglés “The King who ate himself to death” ya es en sí un tanto forzada, por lo que hice una traducción adaptada de la misma al español.

    [Responder]

  6. Mapoto
    16/06/2010 @ 18:33

    Entre los ilustres que han muerto por tragaldabas, el bueno del Barón Jan Gerrit van Wassenaer siempre ha sido mi favorito… claro que llamarse Adolfo Federico y comer hasta morir también tiene su gracia.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (7)

  1. Bitacoras.com
  2. Adolfo Federico: El rey que comió hasta morir
  3. Adolfo Federico: El rey que comió hasta morir
  4. NeoTeo
  5. Enlaces Recomendados de la Semana (Nº55) | Unlock IMEI Cellphones
  6. Un ballo in maschera | Highway Magazine
  7. Adolfo Federico de Suecia** | Mensajero de la Historia

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.