Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Historia de la energía solar


Publicado el 11/04/2010

Es interesante echar la vista atrás y comprobar cómo ha sido utilizada la energía del sol en el pasado. Hasta llegar a las placas solares repletas de sensores que conocemos a día de hoy se ha pasado por muchas fases y diseños de lo más dispares buscando siempre aprovechar la gran cantidad de energía que el astro rey aporta cada día a nuestro planeta.

La primera referencia histórica que se puede encontrar al uso de la energía solar se encuentra en la antigua Grecia con Arquímedes. Durante la batalla de Siracusa en el siglo III a.C. que enfrentó a los romanos y los griegos, algunos escritos relatan como Arquímedes utilizó unos espejos hexagonales hechos de bronce para reflejar los rayos solares concentrándolos en la flota romana con el objetivo de destruirla.


I: Espejos de Arquímedes en Siracusa

Muchos siglos más tarde, Leonardo da Vinci también pensó en el uso del sol. En el año 1515 comenzó un de sus muchos proyectos, aunque este sería uno de los que nunca llegaría a acabar. Su idea era construir un concentrador de 6 kilómetros de diámetro a base de espejos cóncavos para la producción de vapor y calor industrial.

A mediados del siglo XVIII, Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon, fascinado por los relatos de la guerra de Siracusa y los espejos de Arquímedes, siguió investigando en ese mismo campo. Para comenzar, utilizó 24 cristales de gafas con los que se percató de que fácilmente podía conseguir un fuego a 20 metros de distancia encendiendo un combustible mezcla de brea y polvo de carbón.

Entonces decidió construir un aparato más ambicioso en el que unió 168 piezas de cristal 15 de lado, desplazando su objetivo a 50 metros consiguiendo de nuevo su objetivo. Tras ello, creo su concentrador de energía solar definitivo con 360 piezas de cristal de 20 centímetros. Experimentando con ello se percató de que si concentraba 120 de los cristales en un combustible a 6 metros de distancia, este ardía inmediatamente. A esa misma distancia, con 45 espejos podía fundir una tinaja de arcilla y con 117 cristales podía fundir una viruta de plata.


II: Mecanismo con 168 piezas de cristal diseñado por Buffon

Pero si hay alguien que realmente fue importante para el avance de la energía solar, ese fue Augustin Mouchot, desarrollando en el año 1868 los primeros sensores solares. Tras ello, serían muchos los que seguirían sus pasos, siendo especialmente destacables John Ericsson, que en 1870 diseñó un colector parabólico que se ha seguido usando durante más de 100 años, y Aubrey Eneas, quien fundó la rpimera empresa de energía solar en 1900, The Solar Motor Co.

Pero ninguno de todos los personajes de la historia de la energía solar fue tan ambicioso como Frank Schuman. Schuman fundó en 1911 su empresa Sun Power Co, creando su primera planta solar en Tancony, Estados Unidos, en 1911, generando un total de 20kW. Tras ello, abrió su siguiente planta solar en Maadi, Egipto, en 1912, consiguiendo generar 88kW.


III: Reflector parabólico de Maadi

Pero su ambición no tenía límites, por lo que luchó por conseguir una planta solar capaz de generar toda la energía consumida por el mundo entero. Para ello, planteó construir en el Sahara 52.600 kilómetros cuadrados de colectores solares para producir 198MW, lo que hubiera sido el equivalente al consumo de energía mundial en 1909.

Schuman llegó a conseguir una subvención de 200.000 dólares para comenzar con su proyecto, pero el comienzo de la primera guerra mundial cambió todo. Sus planes fueron paralizados automáticamente y todos los trabajadores de la planta solar de Maadi regresaron a Alemania para combatir del lado de Alemania. Schuman murió durante el transcurso de la guerra, y al final de ella, con la derrota de Alemania y la pérdida de todas las colonias africanas, el proyecto cayó en el olvido.

Fuentes y más información:
- Fire Mirrors
- History of Solar power
- Greek mirrors
- Tecnología solar
- POP SOLAR HISTORY QUIZ
Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

10 comentarios

  1. Sergio L. Palacios
    11/04/2010 @ 21:11

    Interesante artículo. Sobre los espejos de Arquímedes se podría discutir, ya que la forma de la superficie reflectora influye de forma decisiva.

    Conozco una película de ciencia ficción (cómo no…) en la que unas hormigas mutantes inteligentes utilizan unas superficies reflectoras para… En fin, me lo guardo para un post.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Sergio L. Palacios, la verdad es que lo de Arquimedes es muy probable que no fuera real, pero los relatos sobre este hecho ya muestran que por aquel entonces ya se pensaba en la posibilidad de concentrar los rayos solares para sobrecalentar objetos haciéndolos arder.

    Y cómo no, espero ver pronto esa entrada de hormigas mutantes… (no paras de sorprender)

    [Responder]

  2. Amando Carabias
    11/04/2010 @ 23:05

    Interesantísimo artículo. Como todos.
    Y como casi todos, estos textos tuyos tienen la virtud de conducirme a la reflexión de otros asuntos colaterales. O no tanto. Veamos.
    Si desde antes de Cristo hay gentes, sabios, pensadores, etcétera, dedicados a investigar sobre la energía del solar en sus diversas facetas (fuego, calor, por ejemplo), si desde principios del s.XX ya hay centrales productoras de energía eléctrica gracias al sol ¿por qué no se ha avanzado en esa línea? Desde entonces se podrían haber amortizado los costes iniciales de la inversión, digo yo…
    Vale, vale, no me abuchéeis todos a la vez.
    Ya me imagino la respuesta.
    Pero realmente es penosa la condición humana.

    [Responder]

    Fuego Negro Reply:

    Después de llenar el solar patrio (el caso de Puertollano es paradigmático) de granjas de producción de energía solar fotovoltaica, a base de subvenciones de la Unión Europea, del Gobierno de España y de las Comunidades Autónomas, resulta que nos enteramos de que ya Leonardo da Vinci sabía que para lo que realmente sirve la energía solar es para calentar el agua. Lo que hace que la proliferación de centrales de producción de energía solar fotovoltaica no sea más que otra burbuja más, alimentada con dinero público, para subvencionar, otra vez, las áreas más deprimidas de España, siendo los receptores de dichas ayudas los mismos agricultores que han recibido las ayudas de la PAC. Otra vez, la sempiterna España subvencionada, eso sí, esta vez con el propósito (falso) de salvar a la humanidad de sí misma.

    Estoy de acuerdo con la última frase de Amando Carabias aunque creo que por otras razones.

    [Responder]

    Antonio Reply:

    @Fuego Negro, hay que recordar que en España hemos conseguido que este tipo de centrales produzcan energía incluso en las más oscuras y frías noches del invierno:

    http://debatalia.com/index.php?showtopic=102989

    [Responder]

  3. Carlos Chordá
    12/04/2010 @ 08:53

    Estupendo repaso a la historia de la energía solar. Por mi parte, todos los años visito con mis alumnos de 3º ESO instalaciones de energías renovables, incluyendo placas solares fotovoltaicas y suelo terminar explicándoles que las placas solares son muy, muy antiguas: no tienen más que mirar las hojas de los vegetales para verlas ;-)
    Un saludo.

    [Responder]

  4. vinti
    21/04/2010 @ 01:00

    Bueno quiero hacerte una aclaración a tan interesante y elaborado artículo.

    Actualmente hay placas solares y se llaman así si son para producir energía fotovoltaica, es decir electricidad). Son los famosos huertos solares, y la PLACA, son células de síliceo (lo que hay en las calculadoras) protegidas superiormente por un vidrio. Por eso hay de muchas formas e incluso flexibles o enrollables.

    El otro término que se usa, COLECTOR, es aprovechar igualmente la energía solar pero en este caso hay un serpentín con un líquido refrigerante por dentro, de manera que sirve para calentar agua o calefacción, y son más gruesas.

    Evidentemente si tan fantástico fuera todo, estaríamos plagados. Sirven y son obligatorios los colectores actualmente en toda España para cualquier obra que demande agua caliente. Suple un porcentaje, pero actualmente el sol no es viable economicamente con el consumo de electricidad tan desmesurado que tenemos (no tendríamos suficiente espacio para colocarlas).
    Se pretende conseguir una reducción en el consumo electrico pero nunca podremos con las alternativas sustituir 100% al consumo actual.

    Saludos.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    Gran aporte, muchísimas gracias!

    [Responder]

  5. Niño parkour
    4/03/2011 @ 16:31

    me monte en un muro y me parti elcoco :D xDD

    [Responder]

  6. candela badesso
    30/08/2011 @ 20:52

    ta bueno me gusta ;)

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (4)

  1. Historia de la energía solar
  2. Historia de la energía solar
  3. joneame.net
  4. Historia de la energía solar - apezz.com

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.