Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Segovia en 1901


Publicado el 25/05/2011

Todas las ciudades cambian con el paso de los años, y por supuesto el caso de Segovia no es distinto. Primero fue un asentamiento celta, que sería conquistado por los romanos junto al resto de la península. Después los godos entraron en la ciudad poco después de la caída del Imperio Romano, y tras la conquista árabe de la península quedó totalmente desierta durante dos siglos.

Una vez la reconquista alcanzó la ciudad de Segovia, esta fue repoblada y poco a poco alcanzó el esplendor del siglo XVI y se convertiría en la gran ciudad que ha trascendido hasta nuestros días. Pero a lo largo de todos esos años las reformas urbanísticas han supuesto grandes cambios. Si me pusiera a enumerarlos posiblemente no terminaría nunca, así que voy a tomar como referencia el plano de 1901 de Joaquín Odriozola y Grimaud.


I: Plano de Joaquín Odriozola y Grimaud (1901)

Este plano podría ser uno más, pero en realidad es que es especial para cualquier amante de Segovia. En primer lugar por ser uno de los planos más antiguos conservados con gran calidad, pero sobretodo porque ha sido establecido como base para el PEAHIS, el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia, gracias al Ayuntamiento de Segovia (a través de su cuenta de Twitter), y más concretamente a Ignacio Martín Granados, me he podido hacer con una copia digital de este plano para que el que quiera pueda disfrutar de ella. Podéis descargar una copia en PDF aquí (1.3 Mb).

Cuando se ejecutó este plano ya había tenido lugar el ensanchamiento de muchas calles, siguiendo la moda instaurada por Georges-Eugène Haussmann en París a lo largo del siglo XIX. Por ello, en este plano no podemos encontrar iglesias emblemáticas como San Pablo (situada en la actual Plaza del Conde Cheste), San Facundo (en la actual Plaza de San Facundo) o San Román (en la Plaza del Conde Alpuente). Por la misma razón, no aparecen las dos puertas de la Muralla destruidas a finales del siglo XIX (San Martín y San Juan), ni tampoco el emblemático edificio de la Canaleja, ni los postigos del Sol y de la Luna.

Pese a todos cambios no reflejados en este plano, se pueden apreciar grandes diferencias con la Segovia actual. A continuación os comento y comparo los que considero las tres grandes obras urbanísticas de Segovia en el siglo XX:

El soterramiento del río Clamores

El río Clamores es uno de los dos principales ríos que atraviesa Segovia. A diferencia del río Eresma, a día de hoy no se puede disfrutar de él. Por mucho que lo busques en toda ciudad no se puede encontrar, ya que actualmente está totalmente soterrado. Aún así, cualquiera que conozca Segovia seguramente recuerde la situación del Alcázar, alzándose sobre un peñasco fruto de la erosión de dos ríos. Al este todavía sigue fluyendo el río Eresma, y al oeste, aunque fuera del alcance de nuestra vista, sigue fluyendo el Clamores.


II: Río Clamores a su paso por Santa Eulalia (Segovia)

El río Clamores, a diferencia del río Eresma, cruzaba emergido una gran parte de Segovia. Los puentes para pasar sobre el río se podían encontrar a lo largo de todo el barrio de Santa Eulalia, San Clemente y San Millán. De hecho, aún a día de hoy perdura el nombre de alguno de los puentes más emblemáticos de entonces, como es el caso del Puente de Muerte y Vida.

Su soterramiento se llevó a cabo en la primera mitad del siglo XX, desapareciendo de forma paulatina de la vida de los segovianos. La última parte en ser soterrada fue el Valle del Clamores, junto al lado oeste del casco antiguo. Ahora mismo, tan sólo se puede saber del río accediendo a los pozos que existen a lo largo de todo su trazado, que sería aproximadamente el equivalente a seguir desde el Valle del Clamores por la Calle de San Millán, Calle de la Independencia, Calle Buitrago y la Calle Alférez Provisional.


III: Vista aérea del Alcázar con el Valle del Clamores a la derecha

La creación de la Avenida Fernández Ladreda

Si bien antes hablaba de los grandes ensanchamientos llevados a cabo en el casco antiguo de Segovia a finales del siglo XIX, se quedan en nada si lo comparamos con el gran ensanchamiento llevado a cabo por el ministro franquista de obras públicas: José María Fernández Ladreda. Donde a día de hoy se encuentra la Avenida de Fernández Ladreda, antiguamente se encontraban dos calles principales, la Calle Perocota y la Calle San Clemente, la Plaza del Carmen y un gran número de casas y corrales.


IV: Barrio de San Millán antes de la creación de Fernández Ladreda

La obra comenzó en 1946, y supuso un jarro de agua fría sobre la sociedad segoviana. El objetivo era conseguir que la N-110 atravesase la ciudad por el medio, sin tener que dar un rodeo innecesario y costoso. Ello supuso la expropiación de varios cientos de viviendas, relativamente bien pagadas, y más de una década de obras con la intención de que la gran avenida trajera modernidad y alegría a la ciudad de Segovia.

Desde el primer momento la decisión tuvo muchos detractores, ya que, además de estropear todo el trazado histórico de los arrabales de San Millán y San Clemente, suponía que todo el tráfico que atravesase la ciudad de Segovia en la carretera de Plasencia a Soria, tendría que pasar por debajo del Acueducto, el monumento más emblemático de la ciudad. De hecho, en 1972, el arquitecto Francisco Fernández Vega ya predijo que la decisión sería fatal para el monumento romano, porque el exceso de tráfico por debajo de él terminaría dañándolo duramente.

A finales de la década de los 80, los estudios del Acueducto Romano determinaron que el tráfico estaba deteriorándolo duramente, por lo que se cerró la N-110 a su paso bajo el acueducto, y se llevó a cabo la peatonalización del gran proyecto de Fernández Ladreda.


V: Avenida Fernández Ladreda recién construida

La Calle Gascos y la Vía Roma

Y si en el lado oeste del Acueducto de Segovia nos encontramos con la Avenida de Fernández Ladreda, en el lado este del Acueducto nos encontramos actualmente con la Vía Roma, la principal calle de acceso al centro de la ciudad desde el barrio de San Lorenzo, aunque esto no siempre fue así.


VI: Calle Gascos y Callejón Gascos

Si nos remontamos al siglo XIX, los principales accesos al centro de la ciudad desde el barrio de San Lorenzo tenían lugar a través de la Puerta de San Cebrián y mediante la Calle Gascos. Esta emblemática calle salía (y aún sale a día de hoy) desde la Iglesia de San Lorenzo y, atravesando toda la parte sur del barrio, lo unía con la actual plaza Oriental. A su llegada a la plaza del Azoguejo y juntarse con la Calle de San Juan, dejaba entre medias uno de los callejones más emblemáticos de la historia reciente de Segovia, el Callejón Gascos. Esta calle fue hasta su destrucción la calle más estrecha de toda la ciudad de Segovia, con menos de un metro de ancho.

Con las mejoras de la N-110 atravesando Segovia, el lado oeste de la ciudad también se vio afectado. Se llevó a cabo el derribo de los edificios a ambos lados del callejón de Gascos, llevándolo a la desaparición. Además, esta reforma también supuso el corte de la Calle Gascos, dejando a la Vía Roma (parte de la N-110) como la alternativa de acceso al Azoguejo desde el barrio de San Lorenzo.


VII: Callejón Gascos


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. Amando Carabias
    25/05/2011 @ 23:54

    Y ahí, justo al final de la escalinata que se ve al fondo de la última fotografía, a mano derecha, se llegaba a la calle San Juan, donde viví tantos años de mi vida.
    Bravísimo por esta entrada. Como siempre muy documentada.
    Y en este caso además, tan evocadora… Aunque todas las obras que citas se hicieron bastante antes de mi nacimiento -mucho antes :)- he oído hablar de todas ellas… Tenía entendido que el soterramiento del Clamores se debió a que fue utilizado para el sanamiento de la ciudad, de hecho, el río tiene otro ‘nombre’ popular, como sabes. ¡Cómo me hubiera gustado cruzar esos puentes!
    La foto del Alcázar me encanta.
    Muchas gracias por compartir y por tanto esfuerzo.

    [Responder]

  2. Antonio
    26/05/2011 @ 10:30

    Sorprende ver como a partir de José Zorrilla ya no hay mas viviendas. Tampoco se ve el cuartel de la guardia civil, pero ya contábamos con estación de tren, la cárcel, los depósitos del agua y la plaza de toros. Es curioso comprobar como en 110 años hay cosas que han cambiado tanto y como otras siguen igual.

    [Responder]

  3. Pablo
    26/05/2011 @ 10:33

    Muy buen recuerdo de Segovia de principios del S.XX, cada día que pasa te vas superando. Vaya recopilación de planos y fotos, me he quedado incluso con ganas de más ;-)

    Saludos

    [Responder]

  4. emilio
    9/01/2012 @ 13:34

    Muy interesante y útil.
    Muchas gracias

    [Responder]

  5. Inma
    10/07/2014 @ 17:28

    MUY BUENO,, NO BUENÍSIMO…

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (2)

  1. Bitacoras.com
  2. Entrevista a Mapas Milhaud: “los mapas ayudan a comprender el mundo” | Geografía Infinita

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.