Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Acero Inoxidable, una aleación descubierta por accidente


Publicado el 22/11/2010

La búsqueda de un metal inmune a la corrosión es una batalla que se ha librado desde hace varios siglos. Si queremos encontrar la primera muestra histórica de aleación de metales capaz de evitar la corrosión a la intemperie, nos tenemos que trasladar a la India, donde en el año 400 d.C. se construyó el Pilar de hierro de Delhi. Éste no tiene unas dimensiones imponentes (tan sólo 7,21 metros de altura), ni un gran acabado que lo convierta en una elemento recalcable del arte hindú, pero el Pilar de hierro de Delhi ha pasado a la historia de la siderurgia por haber sido capaz de estar en pie 1.600 años sin haber sufrido las consecuencias de la oxidación.


II: Pilar de hierro de Delhi

Pero la historia a veces es interesante y caprichosa. Hace más de 1.600 años ya se había conseguido la primera aleación de hierro inoxidable, hasta la llegada de la revolución industrial, nunca se puso especial atención sobre este tema. Fue entonces cuando en 1821, Pierre Berthier se percató de cómo las aleaciones de hierro y cromo eran especialmente resistentes a algunos ácidos, razón por la cual sugirió su uso en cuberterías. Aún así, las grandes dificultades para conseguir este tipo de aleaciones en la época, hizo que éstas se consideraran impracticables.

Durante las siguientes décadas se hicieron algunos avances en aleaciones resistentes a la corrosión, pero seguía sin encontrarse el tan deseado acero inoxidable. Todo ello cambió con la llegada del siglo XX. Ante la creciente tensión internacional, Inglaterra comenzó a preocuparse por la mejora de su armamento, intentando estar preparada para la inminente guerra, razón por la cual muchas grandes mentes estaban buscando los mejores materiales para mejorar su peso y funcionamiento.

En el año 1913, el inglés Harry Brearley estaba combinando distintos metales en busca de aleaciones de acero útiles para la construcción de cañones de pistola. Durante meses estuvo descartando a un lugar olvidado de su laboratorio todas las aleaciones probadas, viendo como el tiempo pasaba y sus investigaciones no hacían más que fracasar.


II: Harry Brearley

Un día, paseando entre todas las muestras rechazadas se percató de cómo una de esas aleaciones, a diferencia de las demás, no se había aherrumbrado. Aquella aleación de acero, compuesta de un 0,24% de carbono y un 12,8% de cromo, había sido fabricada por primera vez el 13 de Agosto de 1913, y a día de hoy está considerada como la primera aleación de acero inoxidable.

Con la llegada poco después de la Primera Guerra Mundial, el descubrimiento no pudo llegar rápidamente a los medios, siendo la primera vez que se publicó de forma formal en enero 1915 en el New York Times. Poco después Brearley intentó conseguir la patente en Estados Unidos, encontrándose con el hecho de que Elwood Haynes ya había patentado el acero inoxidable antes que él.

Este hecho hace dudar sobre quién ha de llevarse el mérito de este descubrimento, pero analizando detenidamente la historia, el problema es aún mucho más complejo. A parte de Brearley y del ya mencionado Haynes en Estados Unidos, hubo otros dos estadounidenses, Becket and Dantsizen, que trabajaron con aleaciones con similar cantidad de cromo entre 1911 y 1914, y unos alemanes, Eduard Maurer y Benno Strauss, que trabajaron entre 1912 y 1914 con cantidades mayores de cromo y algo de níquel.

Todos ellos descubrieron de forma independiente diferente formas de acero inoxidable, pero posiblemente el caso más sorprendente sea el de Brearley, que sin buscarlo intencionadamente, dio con una aleación de acero inoxidable cuyas proporciones aún son a día de hoy una de las aleaciones de acero inoxidables más usada, la conocida como acero inoxidable extrasuave.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

10 comentarios

  1. DarkSapiens
    22/11/2010 @ 21:45

    Creo que al principio del párrafo anterior a la foto II se han quedado los restos de una corrección que no quedó terminada ;)

    Buena entrada!

    Saludos!

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @DarkSapiens, te juro que lo leo y releo y no consigo encontrar a qué te refieres :S.

    [Responder]

    DarkSapiens Reply:

    @Milhaud “estaba experimentando con distintas combinando distintos metales en busca de aleaciones”.

    Me recuerda a lo que me pasa cuando quiero reescribir algo y al final se me quedan las dos cosas puestas. En este caso, “experimentando con distintas aleaciones” o “combinando distintos metales en busca de aleaciones” :)

    Saludos!

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @DarkSapiens, jooder. Totalmente claro… pero te juro que no lo veía. Ahora mismo lo cambio. Gracias ;)

  2. antonio
    10/04/2015 @ 19:19

    Hola,

    si quieren informarse más sobre las diferentes aleaciones del acero inoxidable,propiedades técnicas y apicaciones les dejo mi blog sobre este material.

    espero les resulte interesante.

    [Responder]

    César García Teruel Reply:

    @antonio,Actualmente estoy haciendo en proceso de investigación en la Universidad, mi tema es “corrosión en aceros inoxidables austeníticos”… te agradecería sime puedes brindar información para tener más claro el camino en mi investigación experimental. La idea es probar con distintos tratamientos térmicos en el dicho material, y averiguar si puede fallar por corrosión intergranular. gracias de antemano

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (4)

  1. Bitacoras.com
  2. Acero Inoxidable, una aleación descubierta por accidente
  3. Una aleación descubierta por accidente | LAINFORMACION GRATIS ESPAÑOL
  4. Historia del acero inoxidable | Belinox

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.