Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

El Mausoleo de Halicarnaso: Construcción y destrucción


Publicado el 4/11/2011

Mausolo fue un rey que ostentó el poder en Caria, un pequeño reinado de la península de Anatolia. Hijo de Hecatomno, no sólo mantuvo el poder sobre el territorio que conquistó su padre, sino que además eligió una ciudad desde la que poder gobernar. Para ese fin eligió a Halicarnaso.

Esta ciudad costera estaba lejos de las fronteras amenazadas por los enemigos del reino, para así poder mantenerla segura. Halicarnaso se convirtió en la capital de un príncipe de la guerra, el lugar perfecto desde donde dirigir a las tropas, gracias a las buenas vistas a los posibles caminos de aproximación de las tropas enemigas.


Mapa de Herodoto, donde aparece Halicarnaso (fuente)

Para crear la gran ciudad, Mausolo puso grandes impuestos, que le permitieron embellecer calles, plazas y alzar edificios y estatuas con una fuerte influencia helenística. Pero el reinado de Mausolo fue corto. El año 353 a.C., tan sólo 24 años después de su ascenso al poder, Mausolo murió, dejando en el poder a su mujer, Artemisia II de Caria.

Artemisa, desolada, tomó la decisión de alzar en la colina más alta de la ciudad el monumento funerario más impresionante que jamás se hubiese construido. Para ello utilizó todos los ingresos de impuestos que su marido había recolectado para construir Halicarnaso.

Lo primero fue buscar a los mejores artistas de la época, por lo que mandó a un mensajero a Grecia en busca de los mejores escultores, siendo los principales Leocares, Bryaxis, Timoteo y Escopas, quien también trabajó en el Templo de Artemisa.


Mausoleo de Halicarnaso (fuente)

El gran monumento se encontraba en un gran patio con unos muros coronados con estatuas de los distintos dioses griegos y cuatro guerreros a caballo, cada uno en una esquina. En el centro, se alzaba una estructura sobre la que se situó la tumba de Mausolo. Una gran escalinata flanqueada por estatuas de leones llevaba a la parte superior de la plataforma.

El monumento funerario alcanzaba los 45 metros de altura. La parte baja de la plataforma, que ocupaba un tercio de la altura, consistía en un bloque cuyos laterales estaban tallados con escenas de acción en la que combatían griegos contra centauros, amazonas y demás seres mitológicos.

La parte media, que ocupaba otro tercio de la altura, tenía 36 columnas, 10 por lateral, sobre las que se alzaban distintas estatuas. Por último, en la parte superior y ocupando otro tercio de la altura, se construyó un imponente techo piramidal, en cuyo vértice se situaba una cuadriga tirada por cuatro grandes caballos que llevaba estatuas de Artemisa y Mausolo.


Tumba de Mausolo (fuente)

La gran tumba se mantuvo en pie durante más de 1.500 años, hasta que un terremoto la destruyó, en algún momento entre los siglos XIII y XIV, de tal modo que en el año 1404 tan sólo el bloque inferior era reconocible. Este bloque se mantuvo así durante otros 90 años más hasta que en 1494 los caballeros de la Orden de Malta lo destruyeron para construir con él un castillo.

Desde su construcción fue considerada uno de los monumentos más impresionantes del mundo, apareciendo en la lista de las siete maravillas del mundo, según Antípatro de Sidón, y más tarde pasando Mausolo a dar nombre a las grandes construcciones funerarias: los mausoleos.

Nota: Pese a que la historia ha sido contada así en muchos escritos griegos y romanos, se cree que la construcción pudo haber sido iniciada cuando Mausolo aún estaba en vida y se mantuviera durante varias generaciones, de manera que fuera posible construir un monumento tan extravagante y de tal magnitud.

Fuentes y más información:

Las siete maravillas del mundo antiguo:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. Adrián Fernández
    4/11/2011 @ 07:53

    Hay que ver lo poco cuidadosos que eran antes con estas cosas…

    Gran artículo!

    Saludos.

    [Responder]

  2. josepzin
    4/11/2011 @ 08:13

    Nunca había leído la historia de esta maravilla de la antiguedad, gracias!

    [Responder]

    eduardo Reply:

    extraordinario!!!!!!

    [Responder]

  3. Jordi
    4/11/2011 @ 19:52

    «el largo territorio»… cuidado con los falsos amigos

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Jordi, eso lleva corregido desde pocos minutos después de publicar la entrada… y sí, extenso debería haber sido la opción.

    [Responder]

  4. Aarijn
    4/11/2011 @ 22:03

    ¿Pero este mausoleo no lo desmontaron piedra por piedra y se lo llevaron a Berlín?

    [Responder]

  5. jonatan
    28/01/2012 @ 21:34

    muy bueno gracias por un poco de cultura

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (6)

  1. Bitacoras.com
  2. El Mausoleo de Halicarnaso: Construcción y destrucción
  3. El Mausoleo de Halicarnaso: Construcción y destrucción | Noticias - d2.com.es
  4. El Mausoleo de Halicarnaso: Construcción y destrucción | Grace To You
  5. El Mausoleo de Halicarnaso: Construcción y destrucción | Noticias HMX
  6. Etimología de Mausoleo - El origen de las palabras | Blog de Iraultza Askerria

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.