Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

1984, Wikileaks y cómo el Gran Hermano se volvió capitalista


Publicado el 9/12/2010

El 4 de diciembre de 1948, George Orwell mandaba a la editorial Secker and Warburg el manuscrito de la que posiblemente sea su obra cumbre. Durante meses antes de enviar el libro, estuvo dudando sobre su título, barajando seriamente la posibilidad de titularlo “El último hombre en Europa”. Su editor, Frederic Warburg le convenció de cambiarlo por algo más comercial. Seis meses más tarde, el 8 de junio de 1949 se publicaba en Estados Unidos “1984“.

La obra, como todo el que la haya leído sabrá, describe un mundo dominado por estados totalitarios en los que todo gira en torno a la censura. Las personas son educadas para no pensar, e incluso en Oceanía (el estado en el que se centra el libro) se describe la existencia del Ministerio de la Verdad. Un ministerio que, paradójicamente, está ocupado de reescribir la historia, haciendo desaparecer de escritos y fotografías a las no-personas, aquellos que alguna vez pensaron, se opusieron al régimen y fueron capturados.

George Orwell, en una entrevista publicada pocos días después del lanzamiento del libro en la revista Time, comentó cómo su último libro no pretendía ser un ataque al socialismo, pero sí una muestra de sus perversiones que ya habían sido descritas en los regímenes fascistas y comunistas.


I: Feliz 1984: Pintada en el Muro de Berlín

Desde aquel momento, el horrible futuro descrito en “1984” comenzó a ser un libro de lectura obligada en multitud de escuelas estadounidenses. El mundo estaba en plena guerra fría, y según los educadores estadounidenses, “1984” era un libro que describía cómo era la vida bajo el gobierno comunista de los soviéticos.

Ciertamente, la censura existía en la antigua URSS. De hecho fue especialmente tangible en la década de los 80, cuando un atrevido Carl Sagan intentó publicar una crítica al enfrentamiento de las últimas décadas entre las dos grandes potencias del mundo en su ensayo “El Enemigo Común”. Sagan, envió dos copias del crítico escrito a sendas publicaciones estadounidenses y soviéticas, con el preacuerdo de que ninguno censuraría el contenido. La realidad fue totalmente distinta, mientras en Estados Unidos se publicó el ensayo junto a una nota que hacía dudar de la veracidad del mismo, en la Unión Soviética se hicieron hasta 50 modificaciones que ocultaban la realidad del gobierno comunista.

La caída del telón de acero llegó en 1989, y desde entonces el mundo ha cambiado mucho. En estas dos últimas décadas hemos vivido en un mundo en el que el capitalismo ha salido victorioso, y nos creíamos que con ello también había triunfado la libertad de expresión y el libre pensamiento, hasta que este año el mundo nos ha mostrado lo equivocados que estábamos.

Durante los últimos años se ha estado criticando duramente la censura de los pocos gobiernos comunistas existentes, centrándose las críticas en China, pero sin olvidar a Cuba o Corea del Norte. Pero en los últimos días estamos viendo como la censura está mostrándose fuera de las fronteras comunistas para asentarse en el centro del mundo capitalista.

Con las recientes filtraciones de cables diplomáticos a través de Wikileaks, el mundo está confirmando verdades que durante muchos años ha sospechado. Estas verdades están relacionadas fundamentalmente con la diplomacia estadounidense, y por ello el gobierno Estadounidense está llevando a cabo un bloqueo y una censura sin precedentes.


II: Wikileaks

Estados Unidos está presionando con todo lo que está a su alcance para acallar a Wikileaks e intentar borrarlo como si nunca hubiera existido. Ningún juez ha determinado aún que Wikileaks o sus acciones sean penables, pero como si de una no-persona se tratara, el gobierno estadounidense está bloqueando a todas las empresas que dependen de un modo u otro de él para dificultar la difusión de los dichosos cables. Lo primero fue quitar el dominio http://wikileaks.org a Wikileaks. Después llegó un bloqueo de las DNS que apuntaban a nuevo dominio localizado en Suiza, y un intento de evitar cualquier tipo de donación económica, forzando a PayPal, Mastercard y Visa a bloquear todas las cuentas y transferencias a Wikileaks y a su fundador, Julian Assange.

Pero dentro de lo preocupante que esto puede ser, quizá simplemente se trate de la punta del iceberg. El pasado 4 de diciembre, The Huffington Post filtraba la historia de cómo un antiguo alumno de la Universidad de Columbia, acutalmente trabajando para el Departamento de Estado de los EE.UU., avisaba a los estudiantes de su antiguo centro de que tuvieran cuidado a la hora de opinar sobre Wikileaks o sus filtraciones en las redes sociales, ya que podría perjudicar su futuro laboral.

El gobierno estadounidense está jugando a ser el Gran Hermano. Su imagen se está transformando poco a poco en lo que tanto criticaba tres décadas atrás cuando divulgaba 1984 entre sus estudiantes. Pero podemos estar agradecidos de que en esta ocasión la realidad no alcanza a la ficción, ya que las movilizaciones a lo largo y ancho del mundo están mostrando imposibilidad de acallar a las no-personas.

Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

12 comentarios

  1. Pablo
    9/12/2010 @ 11:48

    Genial artículo, las no-personas jamás seremos acalladas. Siempre habrá alguien dispuesto a sustituirnos.

    [Responder]

  2. Flanker
    9/12/2010 @ 12:17

    El problema es creer que capitalismo=libertad de expresión. La Alemania nazi o el Chile de Pinochet también eran capitalistas.

    [Responder]

  3. Elwing
    9/12/2010 @ 18:01

    Ya obviando que el tema Wikileaks resulta extremadamente cansino y el hecho de que todo el mundo se apunte al carro a decir ‘la suya’, creo que la comparación no es espcialmente afortunada.

    Sin duda alguna, la actuación de EEUU no es especialmente acertada, pero utilizarlo para plasmar una especie de dualidad ‘capitalista’ vs ‘no capitalista’ no creo que tenga mucho sentido.

    La censura en paises de ideología ‘socialista’ ha venido condicionada en especial por ser aplicaciones de un socialismo totalitario.

    EEUU está pagando el precio de su dejadez a la hora de proteger sus secretos (secretos que, de hecho, cualquier país tiene). Sin duda vigilará más en el futuro.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Elwing, en ningún momento he intentado plantearlo como una dualidad (y creo que no lo he dicho en ningún momento).

    Lo que quería plasmar era el hecho de cómo Estados Unidos se valió de un libro (el de Orwell) para criticar en las escuelas durante la Guerra Fría a la URSS, para terminar actuando de un modo que se asemeja peligrosamente a lo que entonces criticaba.

    Quizá he abusado de la palabra capitalismo, pero en cierto modo era el principal opositor al comunismo durante la Guerra Fría. Así que llamar al Gran Hermano capitalista, vendría a ser como ‘cambiarse de bando’.

    Gracias por la crítica ;)

    [Responder]

    Elwing Reply:

    @Milhaud, de nada, se entiende algo mejor ahora. Claramente, la censura ha sido uno de los tópicos a los que se ha recurrido en la ‘lucha contra los comunistas’ y en este caso se vuelve en contra de EEUU.

    En la práctica, la censura no entiende de ideologías, sino más bien de gobiernos totalitaristas y dictaduras varias :)

    [Responder]

  4. Gouki
    9/12/2010 @ 22:44

    Bueno yo diria que estamos mas en ‘Un mundo feliz’
    Partido de futbol, GH o Esteban y el gobierno ya puede hacer lo que quiera. Que abaratan el despido…da igual yo estoy contento porque mi equipo ha ganado…
    Por contra creo que el fenomeno Wikileaks es el comienzo de una epoca en la que los gobiernos van a tener pero que muy dificil evitar filtraciones. Un mundo mas transparente.
    El que el pueblo se aparte de distracciones triviales que favorecen a estos gobiernos lo veo mas dificil.

    [Responder]

    Acrónimo Reply:

    @Gouki,

    Y aquí viene lo bueno, el mundo más que nada está pareciendose a los dos: 1984 y Un mundo feliz, Orwell y Huxley juntos.

    Pero bueno, no creo que internet se deje ganar fácilmente, los ataques a Visa, Paypal, Amazon, etc dan fe de ello.

    [Responder]

  5. Napaboy
    10/12/2010 @ 19:23

    “ya que las movilizaciones a lo largo y ancho del mundo están mostrando imposibilidad de acallar a las no-personas.”

    cuanso dices eso se te olvida que Wikileaks es un medio conocido y antes del cablegate de EEUU habia publicado muchos otros que habian salido en los medios mundiales por lo que Wikileaks era una organización bastante conocida antes de ésta crisis por lo que eso y el hecho de que la info se esté publicando en todos los medios masivos (los medios la publicaron porque le creyeron a wikileaks porque anteriormente ya habia publicado cosas veraces) entonces por eso wikileas tiene todo ese apoyo de todas partes del mundo.

    Pero ésto está sentando un presedente en el cual “el gran hermano” evitará antes de su publicación en los grande medios mediante una revisión del contenido, la difusión de información que lo llegue a perjudicar. esto todavía no pasa pero todo indica que el mundo va en ese camino, y ya se ven las intenciones con la ley SHIELD.

    Por otro lado, wikileaks, como decía es una organización conocida mundialmente, por eso el apoyo. pero imaginen a un joven thailandes, o peruano o congonense que quiere publico algo y es totalmente desconocido al mundo. en ese caso sería sumamente facil borrarlo casi literalmente de la faz de la tierra, como si nunca hubiera existido.

    por eso no estoy de acuerdo donde dices: “imposibilidad de acallar a las no-personas.”
    Claro que es posible actualmente, solo que wikileaks es un caso mucho mas grande. y que horror que ésto sea ya una realidad.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (4)

  1. Bitacoras.com
  2. 1984, Wikileaks y cómo el Gran Hermano se volvió capitalista
  3. 1984, Wikileaks y cómo el Gran Hermano se volvió capitalista - apezz.com
  4. 1984, Wikileaks y cómo el Gran Hermano se volvió capitalista | Noticias - d2.com.es

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.