Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar?


Publicado el 17/03/2011

Hubo un tiempo en el que el único objetivo te los periódicos era informar. La actualidad de cada momento es la historia del mañana, y como tal, es suficientemente fascinante para ser contada sin necesidad de puntos de vista que magnifiquen hechos insignificantes, o que sesguen la realidad en busca de un impacto mayor entre los lectores.


I: El chico de las noticias

Pero todo empezó a cambiar a finales del siglo XIX. Entre los años 1895 y 1898 en Nueva York tuvo lugar una de las más memorables batallas periodísticas. John Pulitzer (sí, el mismo que el de los premios Pulitzer) estaba al frente del New York World, y William Randolph Hearst acababa de adquirir el New York Journal, con el objetivo único de conseguir ser el periódico más vendido.

Al comienzo fue una batalla de precios, en la que Hearst obligó a Pulitzer a bajar a la mitad el precio que tenía por aquel entonces el New York World. Cuando los precios estuvieron igualados, la guerra estuvo en la cantidad de contenido y noticias cubiertas por ambos periódicos, que aumentaron notablemente el número de páginas publicadas por edición.

Pero entonces la batalla se volvió a estancar, así que recurrieron al sensacionalismo. El sensacionalismo no es algo que se haya inventado con los periódicos o cualquier otro medio informativo actual. Si echamos la vista atrás, algunos expertos hablan de que las actas romanas estaban cargadas de mucho sensacionalismo, sobretodo por el exceso de entusiasmo al relatar la realidad del imperio.

Pero volviendo a la batalla en Hearst y Pulitzer. Al no encontrar ninguno modo alguno de mejorar la tirada con precio, cantidad y calidad de información, comenzaron a recurrir a titulares excesivamente llamativos, sobretodo para hablar de los crímenes de la ciudad. La espiral fue creciendo, y alcanzó su límite con la Guerra Hispano-Estadounidense (la guerra que desencadenaría el desastre del 98 en España).

Esta guerra está considerada como la primera en la que los medios de comunicación se convirtieron en una de las causas determinantes de la guerra. Tanto Hearst como Pulitzer cubrieron el conflicto de forma extensa en sus respectivos periódicos neoyorquinos, e incluso, una vez comenzado el conflicto, ambos mandaron corresponsales a Cuba. Ante la dificultad de estos para conseguir información de primera mano y fiable, estos emitieron a Nueva York información sin contrastar, que además fue reescrita pecando de sensacionalismo con el único objetivo de vender más ejemplares.


II: Viñeta sobre el amarillismo de Hearst y Pulitzer (fuente)

El sensacionalismo informativo en aquel conflicto podría haber supuesto un simple hecho para ser contado, pero supuso el origen de lo que hoy conocemos como prensa amarilla (este nombre nace gracias a The Yellow Kid). Durante las primeras décadas del siglo XX, este tipo de prensa estuvo muy asociado a determinados periódicos, y con el nacimiento y popularización de la radio y de la televisión, a determinadas cadenas televisivas y programas radiofónicos.

De hecho, hasta hace pocos años, cuando alguien hablaba de prensa sensacionalista o amarilla, normalmente lo identificaba directamente con The Sun o The Daily Mirror, dos de los periódicos que incluso presumían de su tipo de periodismo. Pero en los últimos años el sensacionalismo se ha ido extendiendo de forma alarmante a otros periódicos y medios generalistas.

Recuerdo que a comienzos de 2008 estaba planeando un viaje al Líbano junto a un amigo de allí. Pocos días antes de comprar los vuelos, empezaron a aparecer en los medios varias noticias de enfrentamientos armados en el Líbano, tanto en periódicos como en noticiarios. Mi amigo libanés, me juraba y perjuraba que no me creyera lo que comentaban los medios, ya que era algo que estaba focalizado en la zona sur del país (zona ocupada por Hezbolá y objetivo de múltiples ataques por parte del ejército israelí).

Cierto es que algunos medios lo dejaban claro, pero otros muchos hablaban sobre evacuación de extranjeros de todo el país, el peligro existente en Beirut, y las posibilidades de un nuevo conflicto como el que tuvo lugar en 2006. Al final cancelé el viaje para ese año, y fui al año siguiente (para mantener tranquila a la familia). Al llegar allí, y tener la oportunidad de hablar con el entorno de mi amigo, me di cuenta de lo equivocados que estamos con la imagen que nos dan los medios sobre los conflictos en el Líbano.

Muchos podrían decir que esto es un ejemplo aislado, pero con los años me he percatado de que no es así. Algunos sabéis que suelo viajar bastante, y en los últimos años me he encontrado en algunos lugares viviendo algunas noticias que se han cubierto ampliamente en medios españoles, como por ejemplo la gran nevada de Inglaterra a finales de 2008 o las grandes huelgas de París en 2010. En ambos casos recibí llamadas de algún familiar, así como correos de varios amigos preguntándome qué tal el caos.

Recuerdo especialmente el caso de la primera huelga en París el año pasado. Todos los telediarios abrieron con imágenes de coches ardiendo en las manifestaciones. Cuando mi hermana me llamó preguntando, la verdad es que me quedé totalmente sorprendido. Aquel día, de los 35 que éramos en mi equipo, aproximadamente, únicamente secundaron la huelga 4 personas. El tráfico fue un poco más denso que otros días, pero nada excepcional y si algún coche ardió, os aseguro que fue algo totalmente puntual y no en el centro de la ciudad.


III: Alerta roja (fuente)

Esto me lleva a hablar de cómo los medios se han estado comportando durante la última semana con el terremoto y el tsunami en Japón, y los consecuentes problemas de la central nuclear Fukushima I. Muchos medios (no diré todos, porque siempre hay algunos que se salvan) están sesgando la información y modificándola, olvidando que su única labor sería la de informar.

¿Es que acaso un terremoto, un tsunami y un accidente nuclear no es suficiente para cubrir los titulares sin necesidad de exageración? Como dije al principio de esta entrada, la actualidad de hoy escribe la historia del mañana, y como tal es lo suficientemente fascinante como para ser contada tal y como es, sin ningún tipo de aditivos innecesarios que puedan confundir nuestra visión de la realidad. Por supuesto, los artículos de opinión son necesarios, pero siempre han de estar identificados como tal.

Ayer leía en el blog de Ana Sora como Espejo Público (un programa de Antena 3) había contactado con ella, y durante la entrevista había intentado tergiversar sus afirmaciones para hacer ver al público de su programa algo que no era real. ¿Es esto necesario? Cosas similares se pueden ver en el periódico el mundo (aquí o aquí), o en una interesante recopilación de noticias amarillistas que están haciendo en Espacio Japón.

Si ya nos ponemos a hablar de las noticias sobre temas relacionados con la ciencia, el sensacionalismo a veces alcanza cotas que algunos creíamos imposibles. A veces son temas que no tienen un impacto real sobre nuestras vidas, como el caso de la vida en los meteoritos, o los planetas que pueden albergar vida. Pero en otros casos, se magnifica avances de la medicina, jugando (consciente o inconscientemente) con las esperanzas en gente que está a la espera de un avance que les salve la vida.

Con todo esto solo quiero decir que humildemente creo que los medios se tienen que dedicar a informar. No me vale eso de No dejes que la realidad estropee un gran titular. La realidad es lo que es, y es lo que todos queremos conocer. Las elucubraciones se pueden quedar en la barra del bar, un lugar en el que todos tenemos derecho a divertirnos con nuestros más oscuros pensamientos consparanoicos, pero no estaremos nublando los ojos a todos los que quieran conocer la verdad.

Nota: Por último, os dejo una lista de enlaces interesantes y fiables sobre Fukushima:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

25 comentarios

  1. MiGUi
    17/03/2011 @ 16:33

    Lo primero, gracias por el enlace.

    Lo segundo, afortunadamente gracias a Internet disponemos de toda la información cruda y directa que queramos. Hoy más que nunca es perfectamente posible ser responsables de nuestra propia información y entendimiento de lo que sucede sin que tenga que pasar por el filtro de intereses privados.

    Hace 20 años no sería posible que nos enteráramos de que en Tokyo la gente no está muriéndose de hambre y padeciendo los horribles efectos de la radiación tal como sugieren los “mass media”.

    Por eso, en parte, tenemos suerte. Los que quieran, pueden. Los que no, saben que están comiendo algo masticado previamente por vete a saber qué intereses ocultos.

    [Responder]

    Maito Reply:

    @MiGUi,

    Por eso mismo quieren joder internet.

    [Responder]

  2. Francesc Puertas
    17/03/2011 @ 16:44

    Cierto. Se pierde en el tiempo de cuando “nos ilusionaban las cosas”. Cuando se ha dejado de informar, hemos entrado en la Era “nos decepcionan las cosas”.

    [Responder]

  3. Outsider
    17/03/2011 @ 17:06

    Muy buen artículo, y me han gustado también los enlaces sobre el accidente nuclear.

    Yo tengo tendencia a no hacer caso a ninguna fuente en exceso, pero por ejemplo uno de los enlaces menciona que la radiación exterior de la central es baja. Esto daría por ejemplo como falso el titular en el que se afirmaba que un helicoptero no había podido realizar una maniobra de refrigeración por exceso de radiación… que también es posible. Pero otra dice, en diversas fuentes, que los USA advierten de una elevada radioactividad.

    Cierto es que los periodicos tienen clara tendencia al sensacionalismo, y lo que era la noticia del día, ahora lo es de la semana o del mes para caer en el olvido cuando sale otra más jugosa o sangrienta. Pero cuando se piensa en las comparaciones con Chernobyl no se habla de la densidad de población cercana a la central ni de la distancia con grandes nucleos de población.

    Tambien se ha exagerado hablando de controles a los productos alimenticios y se habla de un parón del pais cuando se ven videos en los que reina la normalidad en Tokio. Parar la producción de todas las empresas que producen automóviles es un gran parón… y es lo que se ha dicho en la prensa, si es falso… tela. Pero fijar controles en la importación de productos japoneses… por las mismas deberían practicar los mismos controles de todo lo que llega de Rusia o de cualquier pais en el que se hayan realizado en el pasado pruebas nucleares.

    [Responder]

  4. Joaquín
    17/03/2011 @ 23:39

    Que razón tienes. Siete pueblos se han pasado un montón de medios aparentemente serios. Para han perdido un montón de credibilidad, casi toda. Otra víctima del terremoto.

    Por cierto, muchas gracias por el enlace (que es muy efectivo, por cierto)

    [Responder]

  5. krisiskekrisis
    18/03/2011 @ 08:51

    Aunque ya lo sabía, no dejan de sorprenderme las consecuencias imperecederas de aquel período tan particular:

    – La fortuna y el imperio periodístico de Randolph Hearst, que llega hasta hoy día.

    – El premio Pulitzer, un premio “paradójico” por su orígen

    – El nacimiento del cómic, mediante “Yellow Kid”

    [Responder]

  6. Pedro
    18/03/2011 @ 10:59

    Interesante análisis de la evolución y el sentido de los medios de comunicación.

    Aquí en España, la lucha por el público es feroz. Por ejemplo entre las cadenas de TV Privadas, se esfuerzan por ver quien es más sensacionalista. Por ahora se lleva el premio Pedro Piqueras en T5.

    En otro ámbito de la vida como el deportivo, menos crítico pero que también levanta pasiones, existe también una tendencia a la caricatura en los medios -especialmente en sus versiones online-, donde en lugar de informar de deportes, se suceden montones de basura, declaraciones, comentarios encendidos de hooligans, galerías de chicas con poca ropa…

    Es por esto que, hace ya un tiempo, lanzamos una iniciativa en http://minformatio.net, un portal libre y gratuito donde se pueden comparar las noticias desde los diferentes medios y puntos de vista.

    Es un lugar para promover la interpretación inteligente de las noticias, intentando evitar los sesgos que cada medio pueda tener desde su línea editorial o su lobby de influencia.

    Saludos.

    [Responder]

  7. Jose
    18/03/2011 @ 11:46

    Buenas.

    No es por molestar… pero alguien ha podido contrastar la noticia/bulo de lo del blog de Ana Sora.

    No digo que no sea cierto… pero no he podido localizar el vídeo donde ocurre todo lo que explica en el blog.

    Saludos.

    PD: Preparaos para el miedo y la demagogia… los medios tienen preparado para el año que viene… Gripe Asiática Radioactiva!!

    [Responder]

  8. Chema
    18/03/2011 @ 11:53

    Muy buen análisis de la situación de los medios actualmente con el tema de Japón. Soy periodista y sólo hay que ver los titulares de algunos periódicos para flipar sobre las cosas que dicen.
    También es verdad que hay separar el tema televisión del de los periódicos. Salvo tve que ves algo medianamente serio, lo de más yo pasaría de verlo.
    En periódicos si veo una tendencia de algunos como ELMUNDO o el ABC a la casquería fácil. ELPAÍS y algún otro mantienen un poco la sensatez.
    Por desgracia esta situación se repite en todos los periódicos, con Internet tu puedes elegir lo que lees pero ten cuidado que al haber más información también hay más desinformación. Cualquier puede escribir la primera tontería.

    [Responder]

  9. yep
    18/03/2011 @ 13:20

    supongo que cuando empezaron a ser un poder , si puedo decir un mensaje y que se lo crean …. eso es mucho poder , pj si tengo 10000 de pastillas de yodo que quiero vender al triple de su valor , pues les digo a los yankis que el aire mueve la radiacion , lo pongo en todos los telediarios , periodicos y autobuses , y todos como hormiguitas me dan todo el dinero
    MUHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHA

    [Responder]

  10. León Riente
    18/03/2011 @ 13:55

    Hace mucho tiempo: VARIOS EJEMPLOS DE CENSURA MEDIÁTICA RESPECTO A LA DELINCUENCIA INMIGRANTE:
    http://circulo-identitario-nietzsche.blogspot.com/2008/12/la-censura-informativa-en-los-medios.html

    [Responder]

  11. Offler
    18/03/2011 @ 17:03

    Yo aún recuerdo hace años que vinieron de un periodico local en el que entrevistaban a empresarios de la comarca. La entrevista fue normal, y cuando ya salían por la puerta preguntan “Que como ven el futuro?”. Mi padre contestó “Pues ahora a ver que pasa con lo de Irak”

    Titular “XX afronta la crisis ante el temor de la guerra de Irak”

    [Responder]

  12. Manuel
    18/03/2011 @ 17:35

    Gracias por la recopilación de enlaces. Parecen páginas serias y me ahorrarán tiempo buscando en google y encontrando las mismas noticias en todas partes, ahora que estaba buscando mas información de la que dan los diarios.

    Saludos.

    [Responder]

  13. edgar
    25/03/2011 @ 01:51

    Y eso son los medios oficiales, no hablemos de los alternativos new age, que son catedraticos del !Sensacionalismo!

    [Responder]

  14. Jbros
    30/03/2011 @ 21:15

    Yo pienso que estamos muy manipulados y la herramienta más usada es los medios. Detras de los grandes medios hay empresas químicas, o de venta de armas, o figuras políticas que quieren hacernos ver la realidad a su manera. Le Figaro es el periódico más leído de Francia y está en manos de un vendedor de aviones de guerra. ¿Qué nos va a contar ese periódico sobre Iraq? Por otro lado, aunque nadie nos intentase manipular, creo que el hecho de tener información al instante y caliente hace que los periodistas publiquen antes de contrastar la noticia (esto quizás es una total metedura de pata por mi parte, lo siento en tal caso).

    [Responder]

  15. Julian Baxter
    9/04/2011 @ 00:17

    Excelente el artículo. Sabía el papel que había jugado el amigo Hearst en el sensacionalismo de la cobertura de la guerra hispano-americana pero no sabía de la ayudita que dió el amigo cuyo apellido tiene un premio que adjudica a periodistas “por difundir la verdad sin parcialidades”. En fin…
    Los medios de comunicación se volverán cada vez más poderosos en tanto y en cuanto haya gente que no se preocupa por preguntarse qué hay más allá de sus narices.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (9)

  1. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar?
  2. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar?
  3. Bitacoras.com
  4. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar? | Noticias - d2.com.es
  5. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar? | Linkeando
  6. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar? | Noticias HMX
  7. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar? | Grace To You
  8. ¿Cuándo dejaron la prensa y los medios de informar?
  9. La ciencia, Japón y la prensa

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.