Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Cuando el conocimiento cae en saco roto


Publicado el 25/07/2010

Internet en la última década ha penetrado en la población superando las más optimistas expectativas de hace 10 años. A día de hoy, la cantidad de usuarios que navegan por la red día a día no hace más que crecer y crecer en busca de contacto con sus amigos, nuevas relaciones o simplemente intentando saciar su necesidad de conocimiento.

Este último grupo ha formado un nuevo grupo de adictos que buscan en Internet todo lo que antes les llevaba mucho tiempo buscando en bibliotecas y hemerotecas. El conocimiento está al alcance de la mano de cualquiera, kilómetros y kilómetros de escritos sobre los temas más dispares se pueden encontrar sin excesivo esfuerzo, pudiendo encontrar las respuestas a todas esas preguntas que siempre tuvimos en la mente.

Podemos saber al detalle cómo fue cada una de las batallas de la primera guerra mundial, leer experiencias personales de supervivientes de la guerra de Corea, conocer los últimos descubrimientos de los grandes telescopios, e incluso estar al día de los avances más inverosímiles de la robótica en Japón.

Pero esto está generando a su vez que parte de esos adictos a este aparentemente buen vicio hayan fomentado la lectura en diagonal. Únicamente buscan leer más y más, sin dedicar el tiempo necesario a meditar sobre la lectura para poder entender y afianzar los conocimientos adquiridos.

No extraña el encontrarse con gente que leyó hace meses sobre “El principio de Incertidumbre”, pero a día de hoy no es capaz de transmitir un resume fundamental de todo lo que leyó. Como si de un sistema FIFO de capacidad limitada se tratase, estas personas leen vorazmente, sin ser conscientes de que con cada nuevo texto o artículo que pasa ante sus ojos, están olvidando aquello que les pareció tan interesante hace unas pocas semanas.

Hablar de culpables sería algo absurdo, y pecaría de cínico, pues cada cual puede utilizar Internet a su antojo siempre que no dañe a nadie, pero en cierto modo da pena que gente que cree estarse cultivando no sea consciente de que en realidad está leyendo cultura como si de prensa del corazón se tratase, únicamente como ocio temporal para pasar los ratos muertos sin sacar todo el provecho que se podría sacar si se hiciera con más calma, meditando levemente sobre lo leído.

Como la historia ya ha demostrado en muchas ocasiones, nuevos hábitos crean nuevos vicios, nuevas costumbres que poco a poco se instauran en nuestra sociedad sin ser realmente conscientes de ello. Puede que nadie considere esto como algo malo, pero personalmente opino que utilizar el conocimiento como vicio incontrolable hace que perdamos la capacidad crítica que ha hecho progresar al ser humano, consiguiendo alcanzar estados con los que jamás se hubiera podido soñar 5.000 años atrás.

Nota: Que quede claro que no estoy afirmando, ni diciendo que este sea el caso de todos a los que les gusta buscar y leer por Inernet, simplemente me refiero a un grupo de ellos.

Más lecturas interesantes en otros blogs:
Lo que Internet le está haciendo a nuestro cerebro
Descon2 o por qué 6 minutos son suficientes
Contenidos en la web y formas de conocimiento
De cómo Google nos hace más listos
Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

21 comentarios

  1. Outsider
    25/07/2010 @ 21:38

    Entiendo el post, y la nota con la que lo terminas. Ya se que no estás generalizando y que efectivamente hay de todo. Aún así discrepo a medias con la conclusión que se deduce. Centrándonos en el grupo que mencionas, analicemos, más bien especulemos, sobre lo que hacían y es fácil llegar a la conclusión de que habrían sido dificiles de encontrar en la biblioteca y menos aún leyendo nada de Heisenberg, como mucho leían el Muy Interesante o el Quo cuando lo encontraban en la peluquería siempre que no estuviera el Interviu disponible. La calidad de la información capturada en Internet por ese grupo, puede que abandone la memoria en cuanto entre otra información… si no cabe… no cabe. Pero desde luego que el resultado final, incluso entre ellos, es de un aumento del conocimiento impresionante… el que menos sabía, no sabe tanto como pudiera, pero sabe mucho más que antes.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Outsider, puede que lleves razón. Simplemente quiero apuntar el detalle de que con un poco de reflexión (no romperse los sesos) sobre todo aquello que se lee, todo lo que se lee queda mucho más afianzado, aprovechando mucho más esas lecturas tan interesadas.

    Y te voy a reconocer que me ha gustado el apunte de Interviú, jeje.

    [Responder]

  2. Outsider
    25/07/2010 @ 21:48

    Ahí no te quito la razón, ni te la quité antes. Yo creo que es cosa de la botella, llena o medio vacía. Te has fijado en los que no se quedan con nada por lo que se pierden, pero al margen del grupo que si lo ha aprovechado, esos otros, a pesar de lo poco que hayan avanzado… yo considero un exito que hayan al menos leido algo, pues del interviu solo miraban las fotos. Ojo…, por mi parte, recuerdo alguna que otra foto, pero no recuerdo ninguno de los textos que las acompañaban. XDD

    [Responder]

  3. Paulo Toro
    25/07/2010 @ 21:53

    Yo estoy en ese grupo y me encanta. No se de nada con exactitud, pero sé un poquito de cada y cuando necesito ampliar algo se rápido donde encontrarlo.

    [Responder]

  4. Kikas
    25/07/2010 @ 22:12

    El problema de internet, asímismo, es que hay información cuya veracidad hay que ponerla en entredicho
    Porque cuando cualquiera puede poner en la red lo que se le ocurra, es posible que aquello sea cierto..o no
    Y esto podía pasar antes, pero, efectivamente, la cantidad de información ahora es tan ingente que este problema se hace mucho más presente

    [Responder]

  5. Olvido
    25/07/2010 @ 22:24

    En fin, es una buena reflexión. :)

    Por un lado, está el problema que tiene todo autodidacta: puede caer en una visión muy parcial del tema que le apasiona puesto que sólo se dedica (o nos dedicamos) a aquello por lo que se siente más atraído, obviando la adquisición de una buena base o de conocimientos paralelos no tan apasionantes pero de gran importancia; de ahí que todo lo que se aprenda, se aprenda “cogido con alfileres”.

    Por otro lado, la gran cantidad de datos que nos ofrece internet hace que sea difícil discriminar de forma crítica lo esencial de lo accesorio, lo importante de lo anecdótico.

    Problemas antiguos se unen a problemas nuevos. Supongo que con el tiempo todo esto irá saliendo y poniéndose sobre la mesa viendo cómo nos afecta, para bien o para mal. Al menos eso espero, vamos. ;)

    Saludos.

    [Responder]

  6. Domingo
    26/07/2010 @ 01:00

    Hay tal cantidad de información y tan descontextualizada además que, muchas veces, es imposible no leer en diagonal. Corremos despendolados por los canales de la información hasta dar con nuestro particular El Dorado. Consumimos y defecamos información a la velocidad de la luz, y es que el fast food también ha llegado a Internet. Supongo que es cuestión de desempolvar el sentido común y racionalizar la forma en que nos desenvolvemos por aquí, sabiendo que el tiempo es finito y, por lo tanto, valioso.

    [Responder]

  7. Maokoto
    26/07/2010 @ 10:16

    Con tanto conocimiento a veces se llega a la situación de ‘parálisis por análisis’ se sabe tanto que no se hace.

    Buen post

    [Responder]

  8. Amando Carabias
    26/07/2010 @ 11:29

    Estupendo post.
    Creo que te entiendo y creo que tienes razón. El exceso de información, a la larga, produce el efecto contrario.
    Además, como Kikas ha apuntado con buen tino, en mi modesta opinión cierto tipo de información o afirmación, habría que contrastarla antes de darla por buena.
    No es que no me fíe de la mayoría de canales que utilizamos, sino que ciertas cuestiones hay que matizarlas. Porque como dice Olvido, hay otra dificultad añadida: a veces la capacidad para discriminar lo importante de lo que es menos o incluso es accesorio se hace complicada.
    Bajo mi modestísima opinión, el ser humano tiene en sus genes o en su cerebro el ansia de conocimiento, cuanto más mejor. Pero si en épocas pretéritas ello era posible, en la actualidad aunque el acceso a las fuentes es más simple y universal, al ser tan abundante y variado el conocimiento humano, se hace igual de imposible.
    ¿Es mejor saber un poco -lo importante- de todo o saber mucho de pocas cosas…?
    El refrán ya sabéis lo que dice: “quien mucho abarca…”

    [Responder]

  9. Luis I. Díaz
    26/07/2010 @ 18:52

    Siendo un gran aficionado a las nuevas tecnologías, a mi parecer la lectura reposada y reflexiva de un libro es inmejorable.
    Seguramente porque el contexto es otro y cuando nos sentamos a leer un libro lo hacemos de forma más sosegada, sin embargo, el que la lectura en Internet sea veloz y muchas veces irreflexiva no creo que sea un punto en contra de éste.
    Simplemente son conceptos diferentes de información, Internet sacia una primera necesidad de conocimiento, cuando quieres ahondar más en ello has de buscar un libro.

    Un saludo.

    [Responder]

  10. Gabi
    27/07/2010 @ 02:10

    Buenas noches

    Me gustaría hablar con el autor del blog. Mi correo es: g_b_r@hotmail.es

    Le agradecería, por favor, q me agregase al messenger si usted tb tiene para hablar con calma.

    Muchísimas gracias por su atención

    Un saludo :)

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Gabi, si quieres contactar conmigo, no tienes más que mandarme un correo a la dirección de contacto que puedes encontrar aquí.

    [Responder]

  11. Carolina
    27/07/2010 @ 04:21

    Al igual que tu creo que el exceso de informacion es en cierta forma un problema, me preocupa la educacion actual que no se ha ajustado a los nuevos tiempos, y no se le esta enseñando a los chicos a analizar o a utilizar debidamente la informacion. Cuando yo era chica el problema era donde encontrar la informacion, ahora el problema de mis chicos es que toda la informacion esta disponible pero no saben utilizarla, creo que la educacion deberia re-enfocarse y comenzar a enseñar a los alumnos a analizar y utilizar la informacion que esta disponible. Me gusto tu analisis.

    [Responder]

  12. Javi J
    28/07/2010 @ 14:00

    Al hilo de esto, y por si aporta, un par de artículos que publiqué hace ya tiempo:

    http://www.coit.es/publicaciones/bit/bit166/71-73.pdf
    (Dic 2008)

    http://www.coit.es/publicaciones/bit/bit160/8-9.pdf
    (Dic 2006)

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    Claro que aporta jefe ;)

    [Responder]

  13. Antonio
    22/08/2010 @ 17:56

    Hola. Buen post, gracias, y además me identifico: leo mucho, sobre todo RSS, y lo olvido casi todo con bastante prontitud. Pero no creo que sea un problema. Y -más en concreto- estoy en desacuerdo con que el exceso de información sea un problema. Quizá tenemos que aprender a gestionar mejor la información, ahora que es accesible y tiene un coste ridículo. Es la primera vez en la historia que sucede eso, y por eso no estemos entrenados ni educados para gestionar bien tanta información.
    Ahora bien, si en lugar de dedicar dos horas diarias a leer artículos como éste de Pandora… me dedicase a leer novelas, o cómics, o a ir a la ópera ¿por qué sería mejor? Aunque no me sirva para nada, me gusta leer en mi tiempo de ocio. Aunque sea puro vicio, leer es tan bueno como cualquier otra cosa.
    Saludos.

    [Responder]

  14. Argentine Translator
    23/08/2010 @ 00:21

    Cuando leemos un artículo en Internet (a diferencia de cuando lo hacemos en papel) no podemos subrayar o hacer anotaciones al margen. Creo que estas acciones ayudan a grabar los datos en nuestra memoria. Saludos. AT

    [Responder]

  15. Ectomorfo
    8/01/2016 @ 15:23

    Me encanto este articulo.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (3)

  1. Bitacoras.com
  2. Cuando el conocimiento cae en saco roto
  3. Cuando el conocimiento cae en saco roto

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.