Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Cuando la sociedad se vuelve egoísta


Publicado el 21/05/2011

Recuerdo que cuando tenía 18 años y tuve por primera vez la posibilidad de votar, en las generales del año 2000, la política me importaba una mierda. No tenía ni idea de cómo el hecho de que unas personas u otras tomasen decisiones me podía afectar a mí, o a la gente que me rodea. Digamos que pese a haber estudiado y comprendido la historia, no conseguía comprender que la historia fue el presente de mis antepasados.

No sé en qué momento en los dos años siguientes, mi visión cambió por completo. Pasé a ser una persona que intentaba entender el presente como parte de la historia que se estudiaría en los años siguientes, y ya no me importaba que esa historia se escribiera de cualquier manera, sino que quería un resultado del que pudiera estar orgulloso.

Mañana tal vez tenga que sentarme frente a mis hijos y decirles que fuimos derrotados, que no supimos cómo hacer para ganar. Pero no podría mirarlos a los ojos y decirles que ellos viven así porque yo no me animé a luchar
– vía @HerreraStrike

Pero entonces me percaté de cómo la gente a mi alrededor pasaba del tema. Sufrí durante años la frustración de sólo poder hablar de política con un grupo contado de personas, mientras que el resto lo consideraban un tema aburrido. A mí me gustaba criticar todo tipo de medidas, e idealizar sobre la posibilidad de una oposición constructiva en España.

Poco a poco viví como una cantidad creciente de gente dejaba de votar por desgana, y muchos otros simplemente votaban para evitar que ganase el partido que le daba más miedo. No veía una salida viable. La gente había entrado en una espiral de borreguismo, en la que muchos se atrevían a presumir abiertamente de su analfabetismo político.

Lo peor era intentar asumir esos millones de votantes inamovibles que tenían los grandes partidos. ¿Qué es lo que mueve a tanta gente a votar de forma incondicional a un partido político independientemente de lo que hubiera mostrado en los años anteriores? Mientras tanto, además tenía que afrontar moralmente el hecho de que todos los votantes no fijados terminaban cayendo en la abstención y el voto en blanco por pura desesperación. ¿Estaba viviendo en una sociedad apolítica?

Hace muchos meses la cosa empezó a cambiar. Internet, ese reducto de cuatro gatos, empezó a moverse y a agruparse. Las oportunidades en España escaseaban, y las medidas comenzaron a asfixiar a más y más gente, que quería soluciones a sus problemas. No les votes, Democracia real ya… pero mi escepticismo me hizo pensar que muchas de esas iniciativas no conseguirían salir de la red, más allá de la creación de cuatro listas de correo, y dos convocatorias de manifestación que no llevarían a ningún lado.

Por suerte, estaba equivocado. Ante la adversidad, la sociedad se había vuelto más y más egoísta, y junta quiso reclamar lo que era suyo. Llegó el momento de salir a la calle y consiguió que por primera vez en muchos años estuviera orgulloso de mi país. Al principio fueron simplemente aquellos con más iniciativa, a los que poco a poco se fueron juntado más y más gente para defender todos juntos lo que era suyo.


I: Plaça del Quinze de Maig (fuente)

Nadie me garantiza que las cosas vayan a cambiar a corto, o incluso a medio plazo, pero me agrada descubrir que todas esas personas apolíticas, en realidad no eran nada más que apartidistas. Hay muchas propuestas, propuestas que pueden cambiar más o menos nuestra sociedad, que pueden ser más o menos efectivas, pero al fin y al cabo propuestas de una sociedad egoísta que quiere luchar por lo que es suyo. La democracia nació en el pueblo, y tiene que volver al pueblo.

Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. beatriz
    23/05/2011 @ 12:03

    Espero que lo que está ocurriendo tenga un buen final. Yo participé en su momento, después de la muerte del dictador, con más o menos dieciseis años, comencé a conocer las distintas ideologias que para mi eran desconocidas hasta entonces. Salí a la calle , grité, corrí, pedí la autonomia, mejoras sociales, mejoras en la educación, voté recien estranados mis dieciocho años, y no he dejado de hacerlo nunca. Costó mucho conseguirlo, solo hay que saber un poco de historia,he inculcado a mis hijas que deben participar, ellas siempre votan y me duele ver el pasotismo, no solo de los más jóvenes, sino incluso de gente de mi generación, a los que les da igual, se autodefinen como desencantados con la política. Si se quiere algo, se lucha por ello, y afortunadamente tenemos una constitución, hay que leersela!!!, que nos da medios para poder participar y si es necesario poder cambiarla .

    [Responder]

    Belit Reply:

    <a href Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas y solo quiero puntualizar una. Sobrevaloramos la constitución; hasta el más vil de los tiranos redacta una constitución que lo legitima mientras en Reino Unido no tienen constitución escrita a pesar de ser la democracia más antigua del mundo.

    [Responder]

  2. Elektra
    23/05/2011 @ 12:04

    Un poco desilusionante el resultado pero habrá que mantener la esperanza. Espero que no nos perdamos con tanta propuesta y nos centremos en ir avanzando poco a poco.

    [Responder]

  3. emilio vega martin
    25/05/2011 @ 23:44

    Soy hijo de refugiados españoles asentado en México. Desde pequeño en mi familia la sentencia de Camus de que “todo es política”, era una especie de divisa. La verdad, cuesta un trabajo infinito que el ciudadano promedio comprenda que vivimos inmersos en ella. La única forma que usualmente la toman en cuenta es cuando un conocido o familiar arriba a un puesto público: es el momento de aprovechar la situación. A propósito del 15-M, he insertado una colaboración en el blog complementario a la emisión del programa de Radio Universidad de Guadalajara: enlace:
    http://pasealaredvirtual.blogspot.com/2011/05/sdeh-15-m-puerta-del-sol.html
    Saludos y felicitaciones por tu trabajo: estamos suscritos a él.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (3)

  1. Cuando la sociedad se vuelve egoísta
  2. Bitacoras.com
  3. Cuando la sociedad se vuelve egoísta

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.