Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

Cuando los autoproclamados adivinos entran en nuestras vidas


Publicado el 10/06/2011

Hace años era de aquellas personas que pensaba que adivinos, curanderos y demás calaña eran simplemente un pequeño vestigio del pasado de nuestra sociedad, de cuando las supersticiones guiaban la vida de una gran mayoría. Total, para un puñado de perras que quitan a cuatro gatos, tampoco vale la pena encabronarse.

Pero poco a poco empecé a percatarme que la cosa no es que fuera a menos, sino que su alcance e influencia está aumentándo drástica y preocupantemente con los años. Y aquello que pensaba, cada vez queda más lejos de la realidad. Las supersticiones y falsas creencias son algo que nuestra sociedad está muy lejos de superar, y cada vez son más los que se dedican a intentar sacar partido a esta poco ética gallina de los huevos de oro.


I: Sandro Rey

Ayer en Amazings se publicaba un asunto que ha estado corriendo por la lista de correo de los colaboradores durante un par de días. En el blog Enchufa2 hace un par de meses escribieron una crítica a una consulta de Sandro Rey, un vidente que hace su agosto cada noche en la Sexta.

En los enlaces que os dejo podéis encontrar el vídeo en cuestión y más información, pero para los más vagos os pongo una transcripción de la parte más preocupante:

—Hola, buenas noches.
—Hola buenas noches.
—¿En qué le puedo ayudar señora?
—Pues quería saber por la salud de una nieta.
—La salud de su nieta… hombre, aquí lo que más salen son alergias e insuficiencias respiratorias. ¿Cómo se llama usted?
—Yo soy Leo.
—Pues lo que veo más es cansancio físico o psíquico, o sea, “farta” de oxígeno, alguna alergia, algún problema en las vías respiratorias, las fosas nasales, faringe, bronquitis… eso es lo que yo le veo a esta nena. Pero no le veo nada malo, es pasajero, o sea…
—No, no, no… la niña no tiene eso eh, nada de eso.
—Bueno, eso es lo que yo estoy viendo.
—No, no, no, no.
—¿Qué tiene la niña?
—La niña tiene una enfermedad que le llaman Crohn, el Crohn. Y alergia no tiene ninguna.
—Sí… bueno, piense que… pero piense que esa enfermedad le crea una insuficiencia respiratoria. Eso no lo digo yo, lo dicen los doctores de…
—De momento no la tiene.
—Bueno, esa enfermedad, normalmente, los doctores de este país lo saben, crea a medida que va pasando el tiempo una insuficiencia respiratoria y las defensas al estar muy débiles también crean alergias, alergias internas-externas, o sea… Esa es la enfermedad que usted dice que tiene esa nena. Pues muy bien, pero deriva, deriva… o sea, lo que yo digo estoy diciendo es deriva. Y ella, aunque ahora no lo tenga no quiere decir que no lo vaya a tener pero yo, a la nena, lo que sí le recomiendo es que la pongáis en manos de un buen homeópata.

Como lo veis. Una mujer llama preguntando por la salud de su nieta (mal por ella, ya que poco puede solucionar o consolar un vidente) y el vidente yerra completamente en la predicción. Lo peor, no es que no admita su equivocación, sino que además se aventura a describir unos síntomas totalmente erróneos de la enfermedad recomendando para su cura, ni más ni menos que a un homeópata, cuya validez está totalmente demostrada como nula.

Estaréis todos de acuerdo que esto justifica totalmente la crítica en el blog de Enchufa2. Lo sorprendente llega cuando Iñaki y Almudena, los escritores del blog en cuestión, empiezan a recibir amenazas por parte de Sandro Rey y de su abogado (o alguien haciéndose pasar por ellos) diciéndoles que les denunciarían por difamación de su imagen. Muchos para evitar problemas habrían borrado la correcta crítica, pero prefirieron consultar a la lista de correo de Amazings, lo cuál se ha traducido en una réplica masiva de la entrada en cuestión en más de 40 blogs de divulgación científica y pensamiento crítico.

De este modo queda patente que no podemos tratar a la videncia y demás charlatanerías como algo marginal que apenas nos afecta, ya que muchos crédulos pueden verse condicionados por las opiniones y sugerencias totalmente descabelladas de gente que no tiene la más mínima idea sobre los temas que opinan en función de unas visiones fingidas, totalmente inventadas y sin ningún tipo de escrúpulo.

Menos aún cuando ante la más mínima crítica recurren a la amenaza jurídica con la intención de amedrentar a aquellos que lo único que buscan es mostrar la realidad tal y cómo es. Porque este caso que os cuento, lamentablemente no es el único. Contínuamente nos encontramos casos como este, ante los que una gran mayoría decide borrar las críticas para evitar problemas. Un ejemplo tuvo lugar hace unas semanas en Submundo Mental, allí Pablo del Olmo criticó públicamente el carácter pseudocientício de unas charlas que ya tuvieron lugar en Hellín. En pocas horas, pasó de amenazas jurídicas a llamadas telefónicas con el único objetivo de que quitase esa información de la web. Por suerte, no sucumbió a la tentación de borrar la entrada, y después de consultar a la gente pertinente decidió seguir adelante y mantener la crítica en su web.

Con todo esto sólo quiero deciros una cosa. Ya basta de charlatanes que consiguen ganarse la vida de forma poco ética, burlándose flagrantemente de las creencias y la desesperación de la gente. Cada vez que os encontréis con un caso como este, no dudéis en denunciarlo públicamente, siempre de forma coherente y nunca cayendo en descalificativos fáciles. Si una vez que habéis expuesto abiertamente el tema os encontráis con algún tipo de amenaza, no os amedrentéis. Consultad con quien sea necesario sobre las posibilidades reales de la amenaza, y si son inexistentes (como suele ser la gran mayoría de los casos), seguid adelante.

Lo ideal sería que en España se empezaran a tomar medidas como las que se plantean en Rumanía, donde los adivinos podrían ser culpados e incluso ir a la cárcel en caso de que sus predicciones no se cumplan. Pero en vez de esperar a que eso suceda, sigamos los pasos de gente como Luis Alfonso Gámez, Fernando L. Frías, Javier Armentia o Mauricio-José Schwarz, por poner unos ejemplos, quienes durante años han estado denunciando públicamente estas prácticas, para intentar que estos autoproclamados adivinos salgan de una vez por todas de nuestras vidas.

Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

7 comentarios

  1. beatriz
    10/06/2011 @ 18:33

    Para mi, es inaceptable que las televisiones sigan emitiendo programas con estos personajes, pero al mismo tiempo me parece casi icreible que todavía haya quienes sigan sin darse cuenta de como juegan con ellos y que piensen que realmente les van a solucionar sus problemas. Creo que las asociaciones de consumidores o, si existe, el defensor del expectador tomar partido para denunciar y si me apuras hasta la fiscalía, para mí es un delito de estafa lo que hacen.

    [Responder]

  2. BioYupi
    12/06/2011 @ 22:50

    Me parece vergonzoso que las televisiones sigan emitiendo semejantes programas (si es que se les puede llamar así), todo por rellenar horario de baja audiencia, y yo me pregunto ¿Qué ha sido de la clásica carta de ajuste? sinceramente me parece más interesante y hace menos daño a la gente una imagen estática que alguien diciendo sandeces.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @BioYupi, sin duda lo de la carta de ajuste sería una grandísima propuesta. Una pena que ante dinero fácil ninguna cadena esté dispueta a ceder.

    [Responder]

  3. pedro
    15/06/2011 @ 07:37

    Lo que no termino de comprender es cómo nadie hace nada por evitar que esos huecos de la tele se rellenen con absoluta barusa que a todas luces hacen algo como poco a-legal.

    Porque no me digas que los concursos de acertar palabras o cosas así que tienen por presentadoras las prestigiosas fresita o aida nizar no son un timo absoluto para la gente que llama (si es que llaman realmente)

    En fin, tenemos lo que nos merecemos
    salu2

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (3)

  1. Ladran, luego cabalgamos | Enchufa2
  2. Bitacoras.com
  3. Cuando los autoproclamados adivinos entran en nuestras vidas

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.