Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

El peligro de los grandes farsantes


Publicado el 26/04/2012

Ayer el periódico suizo Tages Anzeiger publicaba una noticia de la que se han hecho eco varios medios internacionales (1, 2 y 3). Una mujer fue encontrada muerta de hambre en su casa, tras haber intentado vivir de la luz, es decir, sin comer ni beber absolutamente nada.

La mujer en cuestión, tras ver el polémico documental Al principio fue luz, decidió seguir los pasos de Michael Werner -un médico suizo de 62 años de edad- y Prahlad Jani -un yogui indio de 83 años de edad-. En este documental, ambos afirman que han conseguido vivir sin comer ni beber absolutamente nada durante largos periodos de tiempo (10 años para el suizo y 70 para el indio).

Entonces aquí nos enfrentamos a un gran dilema. La mujer ha cometido una gilipollez que le ha costado la vida, sobre eso no hay ningún tipo de duda ya que no existe ningún estudio científico ni seguimiento intenso que respalde las afirmaciones de Werner y Jani. Pero, ¿habría cometido esta mujer tal gilipollez si nunca hubiera visto el documental Al principio fue luz?

La sociedad en la que vivimos tiende a echar la gran parte de culpa a aquel que comete la gilipollez, eximiendo de su parte de culpa a aquel que instiga a cometer dicha gilipollez. Y yo me pregunto, ¿hasta que punto es esto tiene sentido?


El tarot… (fuente)

Llevo año escuchando como magufos de todo tipo sueltan barbaridades a diestro y siniestro sin que sus afirmaciones tengan ningún tipo de responsabilidad sobre las consecuencias que estas tengan en las personas que las escuchen. No hay más que pasar una noche haciendo zapping entre los distintos astrólogos, tarotistas y demás farsantes para ver el tipo de barbaridades que gastan.

Ejemplificando un poco, hace unos meses varios blogs nos hicimos eco de unas declaraciones de Sandro Rey en las que afirmaba -sin pestañear- que el la enfermedad de Crohn puede ser curada por un homeópata.

El aparto legal español actualmente da una libertad prácticamente total a este tipo de afirmaciones, y sin duda es algo que debería cambiar, pero ese cambio ha de empezar en la propia sociedad. Cada vez que alguien comete una gilipollez del calibre de esta suiza, nos tenemos que plantear qué le incitó a cometerla, y ejercer presión denunciando a aquellos que le instigaron.

La pasividad y apatía de la sociedad ante todo tipo de farsantes, así como lo permisivas que son las televisiones, radios y gobiernos no hacen más que darles alas, consiguiendo que la irracionalidad se haga con un hueco en la sociedad, cuando la ciencia tenía que haberla erradicado hace muchos años.
Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

Share

9 comentarios

  1. Jose Alfonso Suárez Moreno
    26/04/2012 @ 12:32

    “Una mujer fue encontrada muerta en su casa de hambre, ” no creo que la casa fuera “de hambre”.

    Mas bien, Una mujer fue encontrada muerta de hambre en su casa …..

    ¿no?

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Jose Alfonso Suárez Moreno, ehm… sí. Gracias ;)

    [Responder]

    Jose Alfonso Suárez Moreno Reply:

    @Milhaud, ;-)

    [Responder]

  2. Dragon
    26/04/2012 @ 13:19

    Si no comía ni bebía… estaría muerta de sed mucho antes que de hambre.

    En cualquier caso, ante la pregunta de “¿habría cometido esta mujer tal gilipollez si nunca hubiera visto el documental Al principio fue luz?”
    Yo creo que no, pero habría cometido otra viendo otra cosa.

    Es decir, una señora tan desquiciada como para hacer algo así, podría haberse visto influida por cualquier otra. Quizás no habría muerto de sed, pero quizás habría visto un documental en el discovery channel y se habría pagado un viaje a Sudafrica y se habría lanzado al mar en época de caza de focas para salvar a los tiburones blancos…

    Es una situación que me recuerda mucho a los famosos, en su día, crímenes del rol en España. O el del asesino de la katana.

    Unos chavales, jugadores de rol, se montaron un juego propio en el que se incluía matar gente.
    Un chaval al que le gustaba el FF mató a sus padres y hermana a katanazos mientras dormían.

    ¿Habrían hecho lo mismo de no jugar a juegos de rol?

    Creo que no, pero habrían hecho algo igual de malo por otra vía. En ambos casos se trataba de desquiciados, que hubieran jugado a D&D en vez de ver pelis de Rambo como obsesos solo cambió la ruta, no el destino.

    No quiero con esto dar carta de naturaleza a idioteces del calado de alimentarse de aire y luz, entiéndaseme.
    Pero me parecen magufadas suficientemente absurdas como para no requerir de las acciones de una persona evidentemente trastornada para desacreditarlas.

    [Responder]

    Milhaud Reply:

    @Dragon,

    Pero me parecen magufadas suficientemente absurdas como para no requerir de las acciones de una persona evidentemente trastornada para desacreditarlas.

    Precisamente un argumento similar a este es el que utilizan los abogados de determinados magufos para salvarlos el cuello en los juicios por farsa o fraude. Lo peor es que la justicia les apoya :S

    [Responder]

    Santiago Reply:

    @Milhaud, No estoy de acuerdo con censurar libros, juegos o películas donde los farsantes digan las mentiras que se les canten, los argumentos para censurarlas son similares a las de aquellos que quieren cargarle la culpa a los videojuegos o películas violentos cada vez que algún loco sale a matar.

    [Responder]

  3. Fcuartero
    12/05/2012 @ 16:07

    Y si les dices lo que son, vulgares estafadores, te la cargas.

    [Responder]

  4. Cephei
    4/07/2012 @ 20:19

    Como todo puede ser utilizado de varias formas. Es decir un cuchillo puede ser usado para comer o para matar. Pues esto es igual, la forma mas inteligente hubiera sido haber dado a conocer la farsa y hubiera hecho un bien demostrando su mentira, pero esta mujer inmersa en su ignorancia decidió seguir la farsa creyendo que era cierta. Yo de veras pensaba que la selección natural habia desaparecido.

    [Responder]

    Pelmati Reply:

    Esta mujer es una gran científica y ha hecho una demostración empírica de lo que supone alimentarse del aire. Gracias a sus hechos ya no tengo que rebatir a mis amigos magufos, tan sólo mostrarles la noticia.

    Salud

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (3)

  1. Bitacoras.com
  2. El peligro de los grandes farsantes
  3. El peligro de los grandes farsantes

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.