Recibe las entradas de Recuerdos de Pandora en tu correo electrónico:

¿Por qué no vivimos eternamente?


Publicado el 1/01/2011

La vida es un bien preciado por la humanidad desde tiempos ancestrales. Leyendas y mitos a lo largo y ancho del globo muestran como un gran tesoro el elixir de la eterna juventud. Con la evolución de la ciencia y la medicina en los últimos años hemos conseguido alargar notablemente la esperanza de vida media, pero aún así sigue siendo complicado llegar a los cien años. ¿Acaso existe un límite infranqueable?

La experiencia nos muestra que nacemos, crecemos, envejecemos y morimos. La vida consiste básicamente en el crecimiento y el envejecimiento. Estos dos procesos que normalmente asociamos a edades tempranas y a edades tardías, en cierto modo están siempre presentes. En los primeros años dominan los procesos de crecimiento, mientras que una vez que alcanzamos la edad adulta, son los procesos degenerativos los que dominan. Estos procesos degenerativos consisten en un deterioro gradual de la estructura y la función corporal, que conllevan una disminución de las capacidades que tiene el cuerpo humano para prevenir la enfermedad, que será lo que termine en última instancia con la vida.


I: Envejecimiento

Las células del cuerpo no se limitan a dividirse y hacer su trabajo durante el limitado tiempo de vida para luego morir. A medida que el cuerpo envejece, el proceso de división celular se ralentiza. Poco a poco van aumentando las células del llamado pigmento de “desgaste natural”. No importa lo que intentemos ocultarlo, porque al final, cualquier cuerpo muestra signos de envejecimiento. La piel se arruga, perdemos elasticidad, los cabellos se van mostrando grises y delgados. Y sí, la cirugía estética puede ocultar todo esto, pero no oculta los signos internos: perdemos capacidad de regular la temperatura corporal, los niveles de azúcar o el pH de la sangre.

La causa por la que el cuerpo envejece, y finalmente muere, es que estamos programados para ello. Cada célula de nuestro cuerpo se reproduce por división, pero el número de divisiones de cada célula está limitado. Hasta los años 60, los científicos pensaban que en teoría nuestras células podrían vivir eternamente. Pero ensayos de laboratorio han demostrado que las células humanas se dividen un número característico de veces, y después mueren. De hecho, se ha probado que una célula tomada de un anciano se divide muchas menos veces que una célula de un joven. Incluso si trasplantamos células de un animal viejo a uno más joven, las células trasplantadas mueren en su momento predestinado, sin tener en cuenta la juventud del cuerpo receptor.

Hay ciertas formas de vida, sobretodo plantas e invertebrados, en las cuales las el envejecimiento parece no darse en absoluto. Cabe destacar el caso de los protozoos. Pese a que nadie ha demostrado de manera definitiva su inmortalidad, ciertas cepas de Paramecio, mantenidas en su cultivo, son capaces de sobrevivir indefinidamente sin conjugarse ni fertilizarse, mientras que por la contra, otras cepas no sobreviven a menos que se fertilicen periódicamente.


II: FOXO3A

Hablando de organismos más complejos, algunos peces grandes y tortugas tienen un proceso de envejecimiento tan lento que es casi indetectable. Para explicar esto se hipotetizó sobre la existencia de gerontogenes, una serie de genes relacionados directamente con el envejecimiento. Durante años no hubo evidencia de su existencia, pero varios estudios llevados a cabo durante los últimos años han mostrado que el FOXO3 es un gen presente en la mayoría de las personas centenarias, y por lo tanto se ha asociado directamente con la longevidad.

Aquí entramos en una encrucijada clave a la hora de alargar la vida. Las únicas células que parecen dividirse indefinidamente en el cuerpo humano son las células de cáncer. Pero si al contrario ralentizamos el proceso de división, lo que estamos fomentando es el envejecimiento del organismo. La ciencia y la medicina aún se encuentran en esta encrucijada, y pese a que algunos productos milagro digan haberla franqueado, aún queda un largo camino por recorrer.

Fuentes y más información:


Nota: Si te gustó esta entrada, puedes suscribirte al feed RSS del blog, hacerte seguidor de la cuenta de Twitter, fan de la página de Facebook o añadir la página de Google+ a vuestros círculos. También puedes visitar la galería de fotos históricas en la cuenta de Flickr del blog o la galería de Mapas en Facebook.

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

20 comentarios

  1. andresrguez
    1/01/2011 @ 17:49

    Aunque pudiéramos vivir eternamente en unas condiciones óptimas alimentándonos con lo mejor, envejecimiento activo… la acumulación de mutaciones genéticas nos mataría

    [Responder]

  2. Gouki
    1/01/2011 @ 18:53

    *Aquí entramos en una encrucijada clave a la hora de alargar la vida. Las únicas células que parecen dividirse indefinidamente en el cuerpo humano son las células de cáncer*

    ¿seguro?Con cuantos años naciste? ;)

    Ademas, se esta implicando que aumentar el numero de veces que se puede multiplicar una celula la convierte en cancerosa, y no veo porque tiene que ser asi.

    Saludos

    [Responder]

  3. Carlos
    1/01/2011 @ 23:10

    No vivimos eternamente porque ese es el control que tiene la naturaleza para evitar la sobre poblacion del planeta de una especie en particular que provocaria un descontrol del ecosistema. Imaginense si no murieramos de viejo las guerras que habria en este planeta!

    [Responder]

    Darius_bd Reply:

    @Carlos, No existe tal cosa como un “control de la naturaleza”. Se podrá inferir dado el nivel de equilibrio que alcanzó a los ojos de un ser que no entiende de eras geológicas, pero existen mecanismos tras esto que responden a cuestiones que en teoria podriamos modificar. No vivir eternamente necesariamente, pero quizás como las tortugas o las sequoyas.

    [Responder]

  4. harold
    2/01/2011 @ 06:37

    “Aquí entramos en una encrucijada clave a la hora de alargar la vida. Las únicas células que parecen dividirse indefinidamente en el cuerpo humano son las células de cáncer”

    Pues hace poco hicieron que ratones de laboratorio no solo detuvieran el proceso de envejecimiento si no que ademas rejuvenecieron y no presentaron signos de cancer, ahroa la cuestion es que encuentren la forma y lo prueben en primates y posteriormente en seres humanos.

    Segun creo la vida eterna no exisitira almenos no en la sociedad actual ya que puedes porir por algun accidente en algun momento y menos probable por algun asteriode o terremoto entre otras.
    saludos

    [Responder]

    Alfonfin Reply:

    @harold, Porfa, podrías poner la fuente acerca de los ratones de laboratorio que rejuvenecieron.

    [Responder]

  5. pepiito
    2/01/2011 @ 11:51

    Sin tilde el COMO porque es comparativo:
    “Leyendas y mitos a lo largo y ancho del globo muestran como un gran tesoro el elixir de la eterna juventud”

    [Responder]

  6. Crul
    3/01/2011 @ 11:49

    En un artículo sobre la inmortalidad, parece obligado citar a Aubrey de Grey:
    http://www.ted.com/talks/lang/spa/aubrey_de_grey_says_we_can_avoid_aging.html

    Saludos, Raúl.

    [Responder]

  7. Juan Carlos
    6/10/2014 @ 02:18

    Si observamos adecuadamente la tortugas y ciertos peces retardan su envejecimiento, porque su movimiento aunque es lento es constante y es un movimiento que tiene la gracia de no desgastar sus cuerpos, porque todo movimiento lento fortalece y mantiene la fuerza y la elasticidad del musculo.
    NO es que retarden el envejecimiento estos dos seres, sino que se mantienen jóvenes debido a su acción natural.
    Soy el Profesor que esta estudiando el origen del envejecimiento y tengo 54 años, he seguido el método de fortalecimiento que acabo de nombrar y me ha dado resultado porque voy en contra del reloj biológico establecido en mi organismo, los cuales tienen la orden de hacer que el cuerpo de vaya descomponiendo de una manera gradual después de cumplir con el ciclo de reproducción, pues esa es nuestra función en la tierra, poblar.
    Mas yo no estoy de acuerdo y estoy luchando para revertir esto.
    Ahorita el enemigo numero uno, desde el tiempo de los grandes holgazanes es la ociosidad y la tecnología con sus grandes inventos que van minimizando el movimiento humano y lo están reprimiendo hasta volverlo esclavo de las maquinas.
    Agradezco que se comunique conmigo cualquier persona de cualquier país y deje su comentario en este correo:
    muse_aventura93@hotmail.com
    Puedo mandar fotos de mi estado físico y actividad para comprobar y demostrar que he avanzado en mis investigaciones.

    [Responder]

    Carlos Sanchez Reply:

    Esta historia debería comenzar en el jardín de Tebas, un poco antes del alba, con la luna del color de la infinita arena. O, mejor aún, en un anticuario londinense donde un hombre consumido y terroso, de barba gris, la custodiara en un manuscrito olvidado. Porque para que la vida eterna resulte creíble habría que contarla como Jorge Luis Borges en El Inmortal.

    Claro, que no es lo mismo explorar el secreto de la eterna juventud en un laberinto a orillas del Nilo que en un laboratorio madrileño donde se cultivan ratones transgénicos. La inmortalidad ya no es lo que era. Ahora su búsqueda transcurre entre probetas, bajo una aséptica luz blanquecina muy poco poética. Eso sí, nunca ha estado tan cerca.

    Por eso esta historia comienza en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) donde nació Triple, un ratón transgénico capaz de vivir un 40% más de lo normal. Lo creó María Blasco, bióloga molecular y una de las mayores expertas del mundo en la investigación contra el envejecimiento. Y bajo esta luz blanquecina, gracias a la manipulación genética, Blasco logró que Triple estuviera sano todo ese tiempo. Este superratón sería el equivalente a que un humano viviera joven más de 140 años.

    «Haber considerado que el envejecimiento era algo natural ha evitado que durante mucho tiempo la ciencia estudiara cómo evitarlo», dice Blasco, una mujer energética que aparenta cuarenta y pocos, de piel clara y pelo negro, que habla con entusiasmo y se mueve muy deprisa. «Pero era una barrera mental, no científica». Triple es la prueba.

    No envejecer siempre ha preocupado a los mortales, pero no a la ciencia. No hasta hace bien poco. Cuando María Blasco empezó sus experimentos, a principios de los 90, el envejecimiento era un área de estudio aún denostada en la biología. Ahora la longevidad se ha convertido en uno de los temas centrales del próximo siglo.

    [Responder]

    Carlos Sanchez Reply:

    El comentario expuesto pertenece a Marta García Aller. @garciaaller

    De verdad, esta niña razona con mucha prudencia.
    Felicitaciones.

    [Responder]

  8. José
    17/01/2015 @ 22:07

    A lo mejor algún gen o genes que se forman en las células que tienen cáncer, son los que provocan que las células se dividan indefinidamente, y se podría evitar el envejecimiento:-)

    [Responder]

  9. Cuidadora de geriatria
    23/02/2016 @ 10:47

    Posiblemente tengamos que cambiar los conceptos y pensar como mentes como la de Raymond kurzweil. El ser humano a la larga dejará de serlo para convertirse en una nueva especie biónica y mutada, y será entonces cuando podremos estar cerca de la inmortalidad. Hasta entonces, nuestra mejor arma, son los cuidados de los profesionales que ayudan a llevar con dignidad la vejez y los medicamentos y cuidados paliativos.

    [Responder]

Sitios que enlazan a esta entrada (7)

  1. ¿Por qué no vivimos eternamente?
  2. ¿Y si fuéramos inmortales? | La vaca esférica
  3. ¿Por qué no vivimos eternamente? | ForoProvincias.Com
  4. ¿Por qué no vivimos eternamente? | Desde.CO
  5. ¿Por qué no vivimos eternamente? | Noticias HMX
  6. NeoTeo
  7. Enlaces Recomendados de la Semana (Nº83) | ResumenTecnologico.com

Deja un comentario

Por favor, intenta que el comentario se refiera a la entrada en la que escribes, o a comentarios de otros usuarios y que siempre sea respetuoso con el resto.

Recuerda no utilizar mayúsculas e intenta cuidar la ortografía.