5 respuestas

  1. JUAN
    27/07/2012

    Tal como lo comente en Meneame. Me quedo con esta frase:

    Abandonó los Estados Unidos hace 31 meses. Fue herido en su primera campaña militar. Tuvo enfermedades tropicales. Dormía a medias por la noche y durante el día sacaba a los japoneses de sus agujeros. Dos tercios de su compañía murieron o fueron heridos. Esta mañana, volverá al ataque. ¿Cuánto puede soportar el ser humano?

  2. Potopo Roscatuerca
    27/07/2012

    Tienen la vista perdida en el infinito, parece que estén mirando al pasado viendo una y otra vez alguna escena que su cerebro no ha sido capaz de procesar.

    Ha sido leer esto y acordarme inmediatamente de un comic que no sé si habrás leído, se llama “Punisher Nacimiento” y cuenta una historia de Frank Castle antes de convertirse en el castigador, cuando todavía estaba en Vietnam.

    Tu artículo me lo ha hecho recordar porque el dibujante supo plasmar en las viñetas esa misma mirada… me da escalofríos.

  3. Helmut
    27/07/2012

    Solo los que lo han vivido saben lo que es ver tu pais destruido

  4. Consultor SEO
    28/08/2014

    Una mirada impactante; “una no-mirada” probablemente sería más correcto. Hace un tiempo leí en alguna parte que había 2 lecturas además de la devastación sicológica que relatas:
    1- Enajenamiento voluntario, “me guardo en la distancia lejos del horror”, algo que ya has apuntado de otra forma.
    2- En campañas prolongadas en terreno abierto la vista se acomoda en una distancia focal superior a la habitual, algo así como una hipermetropía adaptativa a la situación: “cuanto antes descubras a tu enemigo menos podrá acercarse”.
    Un saludo

  5. dewa633
    11/02/2018

    “I go to seek a Great Perhaps.”
    Agen Judi Online Terpercaya

Volver arriba
móvil escritorio