en Historia

El multitudinario funeral de Victor Hugo

Las noticias de la grave enfermedad de Victor Hugo llegaron a los medios franceses el 18 de Mayo de 1885. El escritor francés había conseguido convertirse a lo largo de todo el siglo XIX en una de las primeras estrellas mediáticas de la historia gracias a su literatura romántica que, con una calidad que ha perdurado en el tiempo, consiguió enamorar a sus coetáneos.


I: Victor Hugo

Durante cuatro días la nación francesa contuvo su aliento, y mantuvo continuas vigilias de rezos esperando que aquel hombre se recuperara. Pero finalmente el destino jugó su papel, y a la 1:30 de la madrugada del 22 de Mayo, Victor Hugo fallecía a la edad de 83 años.

Con la muerte de Victor Hugo la nación francesa se unió como posiblemente no lo había hecho nunca antes en la historia. No sólo moría uno de los escritores más prestigiosos del romanticismo francés, sino que con la muerte de Victor Hugo se iba uno de los hombres claves de la democracia francesa, un hombre que ayudó a sentar las bases de la tercera república.

Ante la consternación popular, en los días siguientes a la muerte de Victor Hugo, el gobierno francés decidió homenajear por primera vez en la historia de Francia a un hombre llano con honores de noble. Por ello, fue la primera persona que, pese a no ser miembro del clero, el ejército o la nobleza, fue enterrado en el Panteón, el monumento mortuorio que hasta entonces sólo había estado reservado a las clases altas.

Durante toda la noche previa al 1 de Junio de 1885, la lluvia no evitó que cientos de miles de personas se fueran reuniendo a lo largo de todo el recorrido que por el que se había previsto que pasase el séquito mortuorio, partiendo desde el Arco del Triunfo, donde se velaba el cuerpo de Victor Hugo, hasta llegar al Panteón, donde se enterró finalmente su cuerpo.


II: Funeral de Victor Hugo

A primera hora de la mañana, con seis oraciones bajo el Arco del Triunfo, el largo funeral comenzó frente a importantes personalidades francesas y varios embajadores de otros países europeos. En su largo camino hacia el Panteón, el séquito fue observado por más de dos millones de personas, tanto parisinos como foráneos que habían decidido acercarse a decir su último adiós a Victor Hugo. Se estima que se pagó el equivalente a 100€ por los mejores balcones del trayecto, alcanzando incluso cifras superiores en la avenida de los Campos Elíseos.

A su llegada al Panteón, Victor Hugo fue sepultado en la misma cripta donde yacía Alexandre Dumas, y donde años más tarde sería sepultado Émile Zola. La popularidad de Victor Hugo entre las clases medias y bajas se pudo ver aquel día en las calles de París, donde por primera vez en la historia un homenaje popular a un hombre llano superó al de un jefe de estado.

Fuentes y más información

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

  1. Bonita forma de despedirse de uno de los grandes, aunque se debería demostrar el aprecio a las personas que se lo merecen, no solo tras su muerte, que ya es tarde, si no en vida, las personas pecamos mucho de hacer lo que debemos hacer demasiado tarde.

  2. Para mi tremenda mente interesante el multitudinario funeral de Víctor Hugo, con su venia, yo poseo el apellido del escritor ¿puedo considerar algunas fotos,para insertarlos en mi narrativa personal que estoy escribiendo? quiero ser leal como mi ancestro…todo dentro de lo legal.
    Atte.
    Víctor Hugo

Los comentarios están cerrados.