7 respuestas

  1. Alberto Secades
    26/03/2012

    Hola:

    La idea de un futuro sin libros es cada vez más cercana y menos preocupante.

    La idea de un mundo sin ideas no le preocupa a demasiada gente, pero el pensamiento único se impone lentamente.

    Me gustó la contención de tu acercamiento. Yo acabó de terminar un artículo que creo que se me ha desparramado un poquito.

    Lo adjunto por si resultara de interés.

    http://www.comunsinsentido.com/2012/03/papa-que-es-un-libro.html

    Un saludo

  2. Manuelodáctilo
    28/03/2012

    Actualmente no se ataca al libro en sí, sino al que sabe “leer”, y sobre todo al que “enseña”.

    En Españistan tenemos un ejemplo sangrante:
    Nunca en la historia de la democracia un colectivo político había insultado a un colectivo de la manera en que se le ha insultado, señalado, y culpado: “La culpa es de los profesores que son unos vagos. Les castigo y se acaba la crisis”. Igual que en la Alemania Nazi, pero con judíos.
    Solución rápida y eficaz a ojos del ignorante.

    A nadie le chirria el horario, sueldo y prebendas vitalicias del político. No escuece el que haya gente que paga cinco por una casa y la venda por 50. A nadie le parece mal la usura, la especulación, la avarícia…
    Pero es que el trepa, el mangante, el zoquete es el ejemplo a seguir y el ídolo a alabar, mientras que el que sabe es un pringao.

    No, no necesitan quemar los libros, están “quemando” al que los escribe y al que los lee.

    Belit Reply:

    Así es amigo. ¿Quien necesita quemar los libros si basta con marginar a quien tiene y transmite el conocimiento y las ganas de aprender?

  3. Heber Rizzo
    30/03/2012

    Creo que el problema se da, para la mayoría de las gentes, con el que se atreve a pensar por sí mismo y que entonces no solamente pregunta “¿por qué?” sino que además osa intentar una respuesta a esa pregunta.
    Esa pregunta (y las posibles respuestas) minan los conceptos de “verdades absolutas” y de conductas “políticamente correctas”, introduciendo la duda y el análisis, todo lo cual desafía las seguridades y las tranquilidades, ahora sí, de la ignorancia.
    Eso aleja a las gentes del sentimiento de protección y de inimputabilidad propios de la infancia.
    Es decir que, en última instancia, lo que se rechaza es el pasaje a la adultez y a la adquisición de responsabilidades que eso implica.

  4. Belit
    19/06/2012

    No estamos tan lejos de quemar los libros. A muchas personas ya les parece mal que alguien se exprese con corrección y/o escriba sin faltas de ortografía. “Que se habrá creído este”. Por suerte quedan lugares como este, donde se puede encontrar gente con curiosidad y con ganas de saber cosas por el placer de saberlas. Pero no estamos tan lejos…

  5. aintervalos
    31/12/2012

    A Fahrenheit 451 no se le puede negar su cualidad de visionaria de ciertos elementos que en la época en que fue escrita estaban lejos de concebirse y que ahora se han hecho realidad. Pero, sin quitarle un ápice de originalidad, en sus páginas a veces parece latir una crítica a todo lo relacionado con el progreso (algo que se manifiesta en la idealización del autor del estado de naturaleza en contraposición a la sociedad).
    http://www.aintervalos.com/2012/12/fahrenheit-451-ray-bradbury.html

  6. dewa633
    11/02/2018

    “Biology gives you a brain. Life turns it into a mind.”
    Agen Judi Online Terpercaya

Volver arriba
móvil escritorio