en Pseudociencia y creencias

¿Qué piensan los no creyentes justo antes de la muerte?

Antes de entrar al trapo, quiero dejar clara una cosa. En todo caso me refiero a no creyentes, no creyentes en la vida después de la muerte, y no a ateos. La única cosa que tienen en común todos los ateos es su actitud respecto a la supuesta existencia de una o varias divinidades, pero nada más. Cada ateo piensa por sí mismo a la hora de plantearse qué hay después de la muerte, pero la mayoría llega a una conclusión similar: después de la muerte no hay nada.

Para muchos esto supone un jarro de agua fría. Saber que nuestra existencia está limitada por el tiempo que estamos vivos es algo que aterra a muchos. Pero las cosas son como son y tenemos dos opciones, compadecernos por la levedad de nuestra existencia o aprovechar al máximo la misma.


Richard Dawkins (fuente)

El 15 de Agosto de 1994, Richard Dawkins, en una entrevista con el Channel 4 del Reino Unido, respondió de forma simple y tajante a la pregunta sobre cómo afrontar la vida después de la muerte:

Te preparas para la muerte enfrentándote a la verdad. La vida es lo que tenemos, así que mejor vivamos nuestras vidas por completo mientras la tengamos, porque no hay nada después. Somos afortunados accidentes o al menos cada uno de nosotros lo es, si no hubiéramos estado aquí otros habrían estado en nuestro lugar. Tomo todo esto para reforzar mi visión de que soy afortunado de estar aquí y también lo eres tú, y debemos aprovechar nuestro breve tiempo aquí al máximo para intentar entender las cosas y conseguir una completa visión del mundo y la vida tanto como nos permitan nuestros cerebros, que es algo bastante completo.

— Richard Dawkins

Ante esto, muchos pueden recriminarme que es muy fácil hablar de estos temas cuando la muerte es algo lejano. La verdad es que hay parte de razón en ello. No es lo mismo saber que tenemos toda una vida por delante, que saber que apenas nos quedan unos años, pero ello no tiene por qué cambiar los hechos. Queramos o no, después de la muerte no hay nada.

Esto es lo que los hechos nos muestran y por lo tanto no hay nada más a lo que aferrarse. ¿Que nos gustaría que hubiera algo después que durase para siempre? Pues habrá a quién sí le parezca apetecible o a quién no le parezca apetecible (pensad si alguien decide suicidarse… y luego resulta que les toca seguir con la vida después de la muerte). Los hechos dicen que todos morimos, creyentes y no creyentes, y después todo lo que queda de nosotros es materia inerte.


Carl Sagan (fuente)

Pocos años después de la muerte de Carl Sagan, en una entrevista a su mujer, Ann Druyan, ésta mostró las dudas de muchos sobre la firmeza de los no creyentes ante la muerte y la templanza de Carl Sagan en los últimos momentos de su vida:

Cuando mi marido murió, como era muy famoso y reconocido por ser un no creyente, muchas personas se me acercaron -y aún sucede de vez en cuando- y me preguntaron si Carl había cambiado al final y se había convertido a la creencia en una vida después de la muerte. También me preguntan frecuentemente si pienso que le volveré a ver. Carl afrontó su muerte un inagotable coraje y nunca se refugió en las ilusiones. La tragedia fue que sabíamos que nunca nos volveríamos a ver. Y nunca he esperado volver a reunirme con Carl

— Ann Druyan

En resumen. No hay ninguna razón para temer a la muerte más que las hay para arrepentirnos de haber nacido. Son simples tapas de un libro que es nuestra existencia.

Nota: En la línea de esto, también puede pareceros interesante esta otra entrada: Cuando se acerca la muerte, ¿de qué nos arrepentimos?

Fuentes y más información:

Otras entradas que pueden resultar interesantes:

85 Comentarios

  1. #24   Como creyente, incluso si no hay Cielo pienso que no perdí el tiempo practicando mi religión. Onicí miles de personas en la iglesia y miles de experiencias que me ayudaron, y disfrute experiencias tanto seculares como espirituales que de otra manera hubiera sido difícil conseguir.

    Algunos dirán que puedo consegiir las cosas sin necesidad de la religión, pero al menos la religión es un medio eficiente para logralo, al menos en mi caso.

    En otras palabras, no sé que piense un creyente al morir, pero si no hay cielo, al menos disfruté esta ida, no solo en lo secular, sino también en lo divino.   

  2. Para ser sincera, yo espero que haya algo mas allá.

    Pero como dijo Borges en uno de sus poemas, esto es algo de lo que la mayoría se enterará el día posterior a su agonía.

  3. Soy creyente, creo que existe un sólo Dios y creo que hay vida después de la muerte. Por ahí por twitter @alejomentirosky dijo que «Fe es tener que morir para comprobar que tu religión no te estaba mintiendo». Y aunque soy creyente, estoy de acuerdo con él. La fe es «la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve»(Hebreos 11:1).

    Aunque los creyentes no podamos asegurar que hay vida más allá de la muerte, así usemos la Biblia como prueba, (para un no-creyente esta no es prueba de nada), así mismo, un no-creyente no puede asegurar que no hay nada, pues no tiene pruebas (la única forma de tener esas pruebas es muriendo). Sólo queda esperar y ver dónde se va cada uno: cielo o infierno. Si es que estos dos lugares existen, de todos modos.

  4. «Como creyente, incluso si no hay cielo, pienso que no perdí el tiempo practicando mi religión».

    Esta frase recuerda en parte a la conocida «Apuesta de Pascal», innumerables veces rebatida y desechada, por su poca consistencia y honradez intelectual. Baste como referencia Wiki :http://es.wikipedia.org/wiki/Apuesta_de_pascal
    Por otra parte, esas absurdas creencias religiosas no solo han recurrido al premio para convencer a sus fieles, prometiéndoles una eternidad, la mar de felices , que les compensará con creces por las penas soportadas en este valle de lágrimas; esas creencias, como era de esperar, recurren también a argumentos más contundentes, como es la perversa idea de un dios complaciéndose en torturar con todo su refinamiento divino, y durante toda una eternidad, a quienes tuvieron la osadía de no creer en su existencia.
    Esta última consideración, sin duda, explica mi experiencia con los fallecimientos que han tenido lugar en mi entorno más próximo; dichas creencias , lejos de suponer una ayuda para hacer frente a momentos tan difíciles, con frecuencia se convierten en una amenaza terrible, que puede conducir a un estado psíquico fuera de control.

  5. No creo que haya una vida después de la muerte. Pero en todo caso no seria mi vida, ni seria yo quien la viviese.

    Recurriendo a un simil cinematografico.

    Me encanta la pelicula Pulp Fiction, que tiene una duración determinada. No creo que a Tarantino sea tan tonto como para sacar una secuela… pero si lo hiciese, seria otra película distinta.

    Yo no soy el mismo que cuando tenia 5 años. Mi cuerpo es diferente, la materia que lo forma no es la misma, mis ideas, sentimientos, emociones, perceptciones,mi conciencia etc etc son diferentes. Todas las circunstancias que me rodean y definen han cambiado.

    En una vida en el mas alla, en el que no tengamos cuerpo, no haya sufrimiento y estemos gozando de la gloria eterna de un dios…no seria Mi vida, ni seria YO quien la viviese.

  6. Desde pequeño me resultó extraña la idea de que el universo existiera, y me preguntaba por su origen. Afortunadamente mis padres no me adoctrinaron en ninguna religión, por lo que por mis propios razonamientos llegué a la conclusión de que, si existía un dios, éste sólo había puesto en marcha el universo y no había vuelto a intervenir en él.

    Ahora que soy adulto, me doy cuenta además que, atendiendo a un criterio de falsificabilidad (¿es buena traducción de falsifiability?), la existencia de dios es irrelevante: algo que no tiene efecto alguno sobre el universo y que por lo tanto no puede ser percibido ni por nuestros propios sentidos ni por experimentos científicos, carece de existencia a todos los efectos.

    Sobre morir, me aterran los instantes anteriores a la muerte(segundos, días, meses), pero me doy cuenta que la mente es un fenómeno producido por un cerebro biológico y el cese de actividad del segundo implica el cese de existencia de la primera.

    La estado-muerte es fácil de entender: ¿qué pensamos cuando estamos inconscientes? ¿qué pensábamos antes de nacer? Nada, porque en esos momentos o no existía aún nuestra mente, o estaba no-existiendo de manera discontinua.

    Siempre le digo a mi mujer que hay cosas me gustaría dejar atadas antes de palmarla, pero que una vez que haya muerto, no habrá un «yo» al que le importe nada, y ella puede hacer lo que crea más conveniente. Y con mi cadáver, que haga lo que sea más barato ;)

  7. @Sander,

    Es ridiculo pedir que se demuestre la no existencia de algo. No tenemos porque demostrar la no existencia de Dios. En cualquier caso, hay que demostrar que existe. Hasta que no se demuestre, sigue sin existir.

  8. No recuerdo donde lo leí,aunque me impactó:
    «La fe irracional es profundamente inmoral
    y peligrosa para el que la profesa y para
    todos los demás.

  9. Sobre el tema más general de la religión, al moverme por trabajo e intereses en círculos relativamente formados, la gente que conozco es repugnantemente atea. De esto deduzco que la cultura en general, y especialmente la formación científica, es la cura para creencias no basadas en pruebas como los dioses, hadas y enanitos.

    Sólo conozco a una persona con formación (científica) y que al mismo tiempo es practicante (de la fe católica, pero eso es irrelevante).

    Esta persona tiene muchos conflictos internos, tiene problemas para casar lo que ve y sabe del universo y las personas, y lo que le dice su religión, ha perdido amistades por anteponer la religión, se ha perdido muchas conversaciones porque, la verdad, no se puede discutir con esta persona (no hay por dónde coger sus argumentos), no tiene amistades íntimas fuera de su congregación, y ha tenido muchos problemas en su vida personal debido a sus creencias: ha fracasado en varias relaciones porque la realidad no se adaptaba a su manera de pensar, ha salido con personas que le han dicho que estaban interesadas pero que no podían salir con alguien que ponía la religión por delante de determinadas cosas personales y, muy recientemente, ha conocido a otra persona igual de religiosa que él, con la que sospechamos que se va a casar en breve. Para poder vivir juntos, naturalmente, porque si no, es pecado, o algo así.

    Sin entrar en lo absurdo que es creer en hadas o dioses teniendo cero pruebas de ello, si la religión hace esto a las personas, es un buen motivo para mantenerse bien alejado.

  10. no puedo estar mas de acuerdo con tu comentario… el estado de no conciencia que tenia cuando estaba en el vientre de mi madre es lo que creo q pasara cuando muera… simplemente NADA.

  11. Solo plantearle esta inquietud:
    La física actual desconoce en un 99% de que esta hecho el universo, toda la seguridad que da conocer leyes y principios físicos se diluye al constatar que hay una metafísica, donde no existe el tiempo ni el espacio, alli toma sentido hablar del que Es, Fué y Será.
    Tony Blair, La duquesa de Kent, Svetlana Stalin(hija del dictador),Gerard Depardieu,Tolkien, Wilde ya lo sabian: la Fe no es una apuesta.
    PORQUE SON INESCRUTABLES LOS CAMINOS DEL SEÑOR…
    PORQUE EN SU PALABRA Y EN SU MISTERIO SE ENCIERRA LA ESCENCIA DE SU MISERICORDIA…
    PORQUE SI BIEN DIOS NOS ENVIA EL MENSAJE, ESTA EN NOSOTROS DESCIFRARLO…
    PORQUE AL ABRIRNOS LOS BRAZOS LA TIERRA SE LLEVA UN CASCARON VACIO Y SIN SENTIDO.
    LEJANA ESTALLA EL ALMA EN LA GLORIA ETERNA.
    PORQUE ES EN EL DOLOR QUE ENCONTRAMOS EL SENTIDO DE LA VIDA, EL ESTADO DE GRACIA QUE PERDEMOS AL NACER.
    PORQUE DIOS EN SU INFINITA SABIDURIA, PONE EN NUESTRAS MANOS LA SOLUCIÒN.
    Y PORQUE SOLO EN SU AUSENCIA FISICA, SE REAFIRMA EL LUGAR QUE OCUPA EN NUESTRAS ALMAS.

  12. @hector04,

    Tu post es poco más que un montón de ambigua palabrería pseudopoética. Te reto a que nos pongas aquí alguna prueba irrefutable de la existencia de tu «dios».

    La prueba debe implicar un experimento reproducible por otros, debe dar siempre los mismos resultados, debe ser robusto y no manipulable, y debe ser estadísticamente significativo (es decir, debe tener un número grande de muestras y no basarse en situaciones anecdóticas).

    Si eres capaz de presentar la evidencia irrefutable, seré el primero en creer en tu dios.

  13. Para los no creyentes: Medjugorje quien busca la verdad la encuentra

  14. @Mari,

    Ya te digo. Está en más de 400 años de riguroso pensamiento y experimentación científica.

    Permíteme una parodia:

    «Para los creyentes: quien busca engañarse lo tiene fácil para encontrar mentiras.»

  15. Más que probablemente lo mismo que los creyentes, a tomar por culo!

  16. Pensar que no hay vida mas allá de la muerte es tan idiota como decir que el planeta tierra es el único con vida inteligente de todo el universo

  17. Hubieras hecho y conocido mucho otra gente tambien sin ir a la iglesia, hubieras tenido otras experiencias sin la religion, ni mejores ni peores, cada quien elige que quiere y trata de hacer lo mejor con su vida. Pero el punto importante es que a ciencia cierta, da lo mismo con o sin religion porque al no ser creyente en realidad solo eres no creyente de algo que te dicen los humanos, Dios por tanto no podria castigarte si el mismo no te ha hablado. Asi que es una ironia tener que vivir en un regimen de ir a misas y limosnas cuando no ofrecen nada a cambio. Mejor vive y deja vivir y al final si es que Dios existe, el entendera que no puedes creer ciegamente en ningun humano ya que normalmente mienten.

  18. @hector04, Pues… creo que ni tu entiendes lo que has escrito. Creo que la gente ha decidido dejar de creer en palabras sin contenido y las iglesias han quedado vacías.

  19. @Mambri,Lee, experimenta, repite los resultados, saca tus estadisticas de: Teorema de Incomplitud de Godel y teorema de noether, pero creo que sabes que los teoremas se llaman asi porque fueron demostrados, te explicaría que son pues los leí de fuente, pero mejor mencionarte que Nadie y digo NADIE sabe que es la realidad ni siquiera conoce toda su fisica, al teorema de Bell se le han propuesto varias violaciones e incluso interpretaciones (como la interpretacion de Bhom) donde en definitiva sabemos una minuscula parte, una de las mas importante es que existen diversas realidades no tangibles por observador alguno(como el sabor la extrañeza y otros mas)asi que ¿porque tanta soberbia por unos simples numeros? La «carga de Prueba»(onus probandi)al igual que TODA la logica Formal NO SIRVE para determinar la metafisica, eso lo sabe alguien medianamente culto por lo que eso de que Demuestren que Dios Existe es la frase típica del hedonista.
    Donde Pones tu Corazón esta tu Tesoro

  20. Pienso que debemos ser enormemente respetuosos con las creencias o increencias de los demás.Pero, en este país, a bastante gente le rechinan los dientes cuando se tratan temas religiosos y políticos. Los no creyentes hablan de absurdas imágenes inventadas por personas ilusas que se alejan de la realidad con el pretexto de su creencia en un Dios nebuloso.
    Numerosos creyentes se indignan con los que no tienen sus mismas ideas y rompen el más rico debate que ha tenido la filosofía a través de los tiempos.
    Creo que no se puede demostrar tajantemente la afirmación: «después de la muerte no hay nada»; como tampoco esta otra: «Dios existe y lo puedo demostrar».
    Soy feliz siguiendo el evangelio de Jesús, camino de amor y de justicia. Él optó por los últimos de su mundo y nos predicó a un Dios misericordioso que «hace salir el sol para todos».Este seguimiento conlleva un compromiso con el ser humano cualquiera que sea su condición.
    Otros serán felices con sus opciones de vida; no lo dudo. Pero si alguien no se siente realizado que pruebe a leer el evangelio y comience poco a poco a poner en práctica su mensaje.

  21. @Jose, al contrario se muy bien lo que escribo,dime ¿Que le dá sentido a las palabras?,¿puedes decir que el lenguaje existe?, ¿que las palabras existen?
    tentado estoy a explicarlo en Galimatías pero mejor mencionar que el Contenido de la Palabra de Dios es futil sino aprecias su Gloria,tan futil como lo es la vida de todos los hijos de Camus y Sísifo.

  22. @Mambri, Pues el Principio es Basico; Solo Hay una Verdad: Dios el resto son Veredictos y mentiras.

  23. Hay otras muchas mentiras de este mundo en la que creen incluso los no creyentes: la acumulación de riquezas, la creencia en un paraíso en la Tierra al final de los tiempos, cuando se superen las diferencias económicas por la lucha de clases. Los que creen que la ciencia es el culmen de la verdad, y que todo lo resuelve.El sueño capitalista de «la mano invisible». Los que buscan la felicidad por la absolutización del sexo, sin pensar que es un medio de amor, donación placer compartido, etc.
    Los que ven en la lotería la solución de sus problemas. Los que miran a los demás por encima del hombro, creyéndose superiores.Los que dependen con pasión de la droga y el juego
    ¡Pues,anda que no hay mentiras para entrenerse!

  24. @Ciudadano, Y algunos son felices con las drogas, otros con el sexo, otros acumulando riquezas… si la felicidad es la medida de las cosas muchos cristianos no lo serían. Esperar que hay algo mejor después de esta vida es solo un consuelo, una mentira piadosa.

  25. @jose, Esa comparación es la demostración de la cuadratura del oboide… hay alguna relación entre las dos afirmaciones??? Simplemente se la frase se califica a si misma.

  26. @hector04, ¿Qué empanada? Cuando seas capaz de explicar lo que dices, será posible responder. Mientras tanto esto es como la entelequia reciclada del guarismo inapetente… o sea, conjuntos de palabras sin sentido. Para empezar son palabras de los hombres, para impresionar e imponer ideas a otros hombres y dirigir sus vidas.

  27. Me parece comprensible que muchos individuos, aun aceptando al método científico como el más válido para llegar al conocimiento de la realidad, consideren insuficientes las respuestas que la ciencia nos ofrece, e intenten suplir esas deficiencias con especulaciones propias. Esas especulaciones son legítimas, mientras no podamos verificar su grado de veracidad.
    Lo que no puedo comprender es que mentes cultivadas puedan aceptar como válidas las interpretaciones de la realidad que nos ofrecen las religiones monoteístas, con sus historietas y mitos infantiles, ridículos y perversos.
    Un botón de muestra: Las religiones cristianas han descubierto últimamente una faceta nueva en su dios, la del dios misericordioso. ¿Es ese dios misericordioso el que en la Biblia no se cansa se maldecir «hasta la cuarta generación» a quienes veneran otras deidades? ¿O es el dios que ordena apedrear a las adúlteras? ¿O el que manda arrasar las ciudades de los no creyentes, y pasar por las armas a todos sus vecinos? O, más terrorífico todavía, ¿es el dios insaciable en su afán de venganza, que tiene preparadas para sus detractores las torturas más refinadas, y para toda la eternidad?
    Es completamente irresponsable y condenable atormentar con estas historias de horror la mente de un niño de 4 ó 5 años , ocasionándole, como en mi caso, innumerables noches de insomnio. Siempre me resistí a aceptar esos relatos perversos, y siempre intentaré guardar distancia con quienes son capaces de asimilar mentalmente tales bestialidades.

  28. Pienso que al formarse uno sus creencias personales debería actuar de esta manera más o menos descartiana:

    1.- Soy una mente y puedo pensar.

    2.- Recibo información a través de los sentidos. No la recibo de ninguna otra manera.

    3.- La información que recibo por lo sentidos parece coherente y para referirse a una misma cosa, que llamaré realidad.

    4.- A TODO lo que percibo lo llamaré realidad. Lo que no percibo, por pura definición no puedo percibirlo ni conocerlo, por lo que a todos los efectos es irrelevante, para mí, si existen cosas que no puedo percibir.

    4 corolario: En otras palabras: si existe una quinta dimensión poblada por tipos llamados Steve con siete brazos y que viven colgados boca abajo, pero yo no puedo percibir porque el flujo de información desde esta quinta dimensión hacia mi mente es exactamente CERO, entonces a todos los efectos debo suponer que, en la prática, esta dimensión no existe para mí (o su existencia es irrelevante, para mí, como se prefiera).

    5.- En esta realidad parece que puedo gobernar un cuerpo que interactúa con ella, y parece haber otros seres (personas) que parecen ser como yo.

    6.- Si espero un rato me daré cuenta que tengo cierta compulsión para alcanzar una serie de metas (satisfacer el hambre, deshacerme de las heces, etc). También siento dolor en ciertas situaciones y gusto en otras. Esto no puedo definirlo bien, pero algo externo a mi libre albedrío pero que también parece ser yo (llamémoslo «inconsciente») me persuade de evitar el dolor y buscar el gusto, placer o felicidad, influenciando mucho mis decisiones.

    7.- Estas personas suelen ser una buena compañía y fuente de información. Por ejemplo, mis padres me han enseñado muchas cosas útiles, y colaborando con otras personas a veces consigo más que haciendo las cosas yo sólo (sociedad).

    8.- Las personas no son fiables, a veces me favorecen y a veces no, y no suelen tener los mismos intereses que yo. A veces dicen la verdad, o a veces mienten, por interés o por desconocimiento. Por lo tanto, debo ser cauto con lo que me dicen otras personas.

    9.- Simplificando, en esta realidad encuentro un grupo de personas (llamémoslos «religiosos») y otro (sean «científicos»). Ambos quieren convencerme de cómo funciona la realidad.

    10a.- Los primeros me ofrecen su convencimiento (pero debo recordar que las personas no son siempre fiables), su número de practicantes (las personas no son siempre fiables), sus libros y mitología, las cuales sólo percibo a través de lo que me cuentan ellos y de una serie de libros. Me aseguran que estos libros o han sido escritos por su dios o por personas bajo la influencia de ese dios (no obstante, las personas no son siempre fiables). Además, el modelo de la realidad que me ofrecen es relativamente pobre, ya que no parece explicar muchas de las cosas que veo en ella.

    10b – No me ofrecen pruebas que yo pueda percibir directamente. No me indican sitios a los que pueda ir para comprobar la existencia o no de dios, ni cosas que yo pueda hacer para comprobarlo.

    11a.- En el otro grupo me ofrecen su convencimiento (pero debo recordar que las personas no son siempre fiables), su número de practicantes (las personas no son siempre fiables), sus enseñanzas y libros (pero las personas no son siempre fiables). De sus libros me aseguran que han sido escritos por personas, y que todo lo que aparece en ellos es un compendio de lo que otros han observado en la realidad (pero debo recordar que las personas no son fiables). El sistema del mundo sí parece ser mucho más completo (parece explicar muchas cosas que veo en la realidad) y proponen una serie de reglas para descubrirlo (método científico). Además, este grupo no se pronuncia ni especula sobre lo que no puede ser percibido.

    11b.- Sin embargo, me dicen que todo lo que viene en sus libros puede ser comprobado. Leo o me indican maneras en las que yo puedo comprobar personalmente, desde lo más básico a lo más complejo que dicen, de una manera exacta y precisa, y sistemática, realizando experimentos con esta realidad, si las cosas que me dicen son verdad o no.

    12.- En función sólo de mi tiempo y mis recursos, realizo experimentos y veo que hasta donde puedo comprobar, todo lo que me dice el segundo grupo, es cierto (en el sentido de que explica muy bien la realidad).

    13.- Finalmente, debo escoger qué explicación de la realidad me convence más. Debo escoger la segunda puesto que es, con diferencia, la que explica mejor la realidad.

    14.- Durante mi búsqueda de «cómo funciona la raelidad» no he encontrado otra cosa que un universo que parece comportarse sistemáticamente siempre igual, siguiendo siempre las mismas leyes.

    15.- Debo concluir que no existen seres o inteligencias que intervengan en el universo. Sólo puedo especular sobre el origen del universo, pero al no haber más información, simplemente no se puede decir absolutamente nada (por ahora).

    16.- Todos los experimentos realizados por mí (o en los que yo tenga confianza) parecen asociar la mente al cerebro. No hay prueba alguna de la existencia de mentes fuera de un cerebro vivo y funcional. Debo suponer que no existe vida después de la muerte.

    Venga, a ver si algún «religoso» puede proponer un método similar. Estoy abierto a hacerme religioso si la explicación del mundo de esa religión es más precisa y amplia que la que ofrece la ciencia actual.

  29. @Jose, eso es esperanza hedonista, el cristiano tiene fe, algo muy distinto

  30. @Mambri,Todo eso que dices se resume como Lógica formal y no sirve para el fin que planteas, para lógica informal revisa Godel y hecha una miradita a las matemáticas modernas, veras que lo que fue leyes fisicas se resume a principios básicos, no conocemos todos los principios básicos pero indudablemente se mantiene la consecuencia, es decir que existe una Causa Primera y a proposito Hacerse religioso no es un requisito para Creer en Dios, basta de soberbia e ironia.

  31. @hector04, primero hiciste un reto y te lo conteste, luego haces una propuesta que francamente no creo que cumplas con tanto prejuicio llenando la cabeza, por eso la comparación con el mito de sisifo porque todo su esfuerzo por conocer la realidad es futil igual que el sentido que le dan a sus vidas…

  32. @hector04,

    Te agradecería que fueras más preciso al expresarte, no comprendo lo que quieres decir con eso de Gödel, las mates modernas y los principios básicos.

    Si por «causa primera» te refieres al origen del universo, ya he dicho que la ciencia no entra en eso porque, por ahora, no tenemos información sobre ello.

    No sé si vas por ahí, pero si quieres implicar que, como la ciencia no puede explicar el origen primero del universo, pasa a ser un tema que sólo puede explicar la religión, déjame decirte que pienso que ese argumento es inválido.

    La ciencia «sólo» aspira a describir lo que puede ser conocido. Lo que no puede ser conocido no pertenece al dominio de la religión, sino que es, como su nombre indica, desconocido, y punto.

    La religión no puede dar respuestas donde no las da la ciencia porque, sencillamente, en esos casos no hay respuestas que dar.

    Pongamos un ejemplo más sencillo: un sorteo de lotería. La ciencia no puede dar la respuesta de qué número va a salir (el problema es demasiado complicado para tratarlo), ¿quiere decir que la religión sí? Evidentemente, no.

  33. @hector04,

    Responder, no has respondido nada. Usas un lenguaje ambiguo (no sé si deliberadamente).

    Prejuicios, no tengo. Precisamente la ciencia consiste en eso.

    Yo por prejuicio entiendo seguir sosteniendo un sistema de creencias a pesar de tener delante otro que describe mucho mejor la realidad. Me cuadra bastante con cualquier religión.

    Puedo entender que intelectualmente te sientas más cómodo en un sistema de creencias que te arrope con mentirijillas sobre la certeza de una moral universal, una vida después de la muerte, un lugar especial en el universo para los seres humanos, un propósito vital, un ser superior que al final castiga a los malos y corrige las injusticias, etc, lo que ofrezca tu sistema de creencias.

    Pero eso no lo hace ni verdadero ni correcto.

  34. @hector04, Ah! Ya lo entiendo, fe es creer en algo que no existe y que me permite engañarme con algo que no puedo experimentar ni podré.

  35. @Mambri, Un 10 Mambri, pero no te preocupes que Dios si sabe que número saldrá ( lástima que no se lo cuenta al Papa para poder mejorar las finanzas del clero ).
    Es el problema de los religiosos, que todo lo que no pueden experimentar pasa a ser divino, como cualquier otro mito. Yo no se distinguir entre mitología y religión…

  36. @Mambri, ¿Tu sabes que Caronte es satelite de Plutón?, probablemente si, pero ¿Te Consta?¿Lo has verificado?, obviamente no es necesario porque tienes sesgo cognitivo que te permite confiar en las publicaciones científicas y deducir que es cierto, Bueno, eso es un tipo de prejuicio, los prejuicios no son intrínsicamente malos ni peyorativos pero debe distinguirse que son un acto de Confianza, que si lo ves detenidamente desde la perspectiva del individuo no se aleja demasiado de un acto de fe.
    Dios no es la sombra de la Ciencia, ni un tapa huecos, ese es el credo del agnostico, no del creyente. El creyente es un ser pensante que esta en condiciones de usar la Fe y la Razón para dilucidar y en ocasiones dialogar con quienes no ven en la vida mas sentido que su propio horizonte.

  37. Aunque estoy de acuerdo con el contenido general de tu post, y con el de los diferentes puntos alistados, me permito hacer una precisión respecto al punto 4°, que literalmente dice: «A TODO lo que percibo lo llamaré realidad. Lo que no percibo, por pura definición no puedo percibirlo ni conocerlo, por lo que a todos los efectos es irrelevante, para mí, si existen cosas que no puedo percibir».
    No me parece acertado hablar de «percepción de la realidad». Lo que nuestros sentidos perciben son señales emitidas por la realidad exterior, y nuestro cerebro, a partir de esas señales , intenta presentarnos una interpretación de esa realidad exterior o, digamos más bien, objetiva. La única condición qaue esa interpretación de la realidad debe cumplir es que nos ayude a movernos y sobrevivir en esa realidad exterior, pero nunca sabremos hasta qué punto existe una correspondencia entre esas dos realidades, la psíquica y la física. Y, no olvidemos, el objeto de estudio de la ciencia es esa realidad psíquica, pues no disponemos de otra.
    A partir de esta consideración, no podemos afirmar que lo que hoy nos parece indemostrable, el día de mañana siga siéndolo. La misma ciencia se permite especulaciones cuya veracidad, probablemente, nunca podrá ser demostrada; baste recordar teorías como la de los multiversos, o la de los universos paralelos. Estas especulaciones son legítimas (aunque no por eso científicas), siempre que intenten seguir un discurso racional. De igual manera, es normal y lógico que una mente inquieta se plantee preguntas, aun a sabiendas de que nunca podrá responderlas
    satisfactoriamente.

  38. En cuanto al Plutón y su satélite, el que yo pueda comprobarlo o no es una simple cuestión económica, de dedicar suficientes recursos a construir un telescopio que me permita verlo, convencer a alguien con un instrumento adecuado para que me permita revisarlo concienzudamente y luego realizar la observación o, si se prefiere, convencer a un país para enviar una sonda o una misión tripulada para ver si realmente Plutón tiene un satélite.

    Es decir, la comprobación es un problema tecnológico y económico, pero es posible.

    Ninguna cantidad de dinero, tiempo y recursos permitiría construir un experimento o instrumento que demostrara la existencia de un dios como el que aparece en la mitología judeocristiana (o de un dios de cualquier otra).

    Por otro lado, como mis recursos personales son limitados, en algún momento debo decidir que confío en lo que otros científicos publican. Esta confianza no es una «fe ciega», sino una confianza en el método científico, en lo riguroso del sistema de publicaciones, en el número de equipos científicos independientes entre si que han comprobado un experimento, en que no ya una mentira, sino un trabajo mal comprobado puede suponer el final de su carrera para un científico. Compárese esto con la fe (sin pruebas) de los que profesan un religión.

    Así, el ejemplo de Plutón no tiene ningún paralelismo con la fe, que entiendo yo que es creer en algo sin pruebas suficientes de ello (suena hasta tonto al escribirlo).

  39. @Justo,

    Me parece acertada tu respuesta. Hay matices en los que es sería muy interesante entrar, como lo de la realidad física y las imágenes mentales que construimos. En efecto, no podemos conocer la realidad con total precisión, en su lugar nuestros cerebros han evolucionado para crear una imagen, un modelo simplificado, pero que es suficiente para sobrevivir en esa realidad.

    Si miro una mesa, sólo veo su exterior, en luz visible, y sólo una parte de la misma. Me estaré perdiendo lo delicado de la estructura microscópica de su madera, cómo se ve en ultravioleta, cómo evoluciona la mesa si pudiera observarla en un marco de tiempo acelerado, o las interacciones cuánticas entre sus partículas subatómicas.

    Por el lado de la mente, hay personas que tienen menos capacidad mental, o tienen determindas áreas del cerebro dañadas, o sufren alguna enfermedad mental, o están bajo el influjo de alguna droga. Construirán quizá modelos mentales que se despegan de la realidad, pero para esas personas, sus modelos son muy reales. Son prácticamente la realidad para ellos.

    En cuanto a la especulación en la ciencia: los grados de creencia en ciencia siempre están muy claros. Hay determinadas partes muy comprobadas (la gravedad a nuestra escala, por ejemplo), pero otras que son especulación (por ejemplo, las teorías de cuerdas y branas que se están desarrollando para poder unificar todas las tipos de fuerzas).

    Es decir, la especulación tiene su lugar en la ciencia, forma parte del método, pero siempre está «etiquetada».

  40. Hola subditos.
    Soy DIOS y os ordeno que ingreséis en la siguiente cuenta bancaria todo vuestro dinero:
    0182 67 2453 34009874635

    La ciencia y el conocimeiento actual que os permite escribir desde casa para que todos podáis leer estas palabras instantáneamente, es una construcción falsa e indemostrable, que algunas mentes subversivas, díscolas os han impuesto.

    Así que, no hagáis preguntas, sólo tened fe y obedeced.

  41. La nada no existe. Los que son incapaces de intuir más allá de la forma se afirman aún más atrincherados en sus creencias, es decir, en su mente, en un blindaje e intensificación del ego. El resultado es una total inconsciencia de su conexión con la Fuente y con el todo, y también del hecho de su unidad intrínseca con todos los “otros” que comparten el universo con ellos. Este aislamiento u olvido es lo que constituye el incidente conocido por algunas iglesias como «pecado original», que no se elimina con simples abluciones.

  42. @Miguel, El vacío sí existe, entre las estrellas hay muchos vacíos sin materia. También se genera dentro de muchas cabezas humanas después de recibir fuertes dosis de pseudoconocimiento.
    La conexión con la fuerza ya la descubrimos en Star Wars i en el anuncio del Wolksvagen Passat… pero me contaron que era un truco.

  43. pues principalmente pensamos que como exista DIOS y encima le guste la iglesia católica, vamos de culo y contra el viento jejeje

  44. Cachopeeeeerros…
    No me habéis ingresado nada.

    ¿Que pasa? ¿Pensaís que es un timo?…

    ¿AHORA SI necesitáis evidencias?

  45. Creo que era Jean-Luc Dehane el que decía cuando le planteaban un problema esperado en el futuro: «Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente», significando que no hay que preocuparse mucho por buscar solución a problemas que todavía no se han presentado y que realmente no tenemos la certeza de que se presentarán.

    Aplicado a este caso, ¿tiene sentido preocuparse por lo que voy a pensar justo antes de morir? ¿Y si ese momento nunca llega? No quiero decir que me plantee la posibilidad de la inmortalidad en mi estado físico actual sino ¿y si muero sin ser consciente, momentos antes, de que me estoy muriendo? ¿Qué pensaré entonces antes de morir? Pues probablemente en lo buena que estaba la profesora de gimnasia de mi hija cuando hacía el tercer curso de primaria, o algo por el estilo. Y esto con independencia de la fe de cada uno, es una constante universal, por lo menos, en los varones. Pero si soy consciente de que me estoy muriendo, lo único que pensaré, probablemente es que lamento haber pensado tanto en la muerte y haber disfrutado tan poco de la vida mientras la tuve.

    ¡Que me estais haciendo perder el tiempo!

  46. @Joseph, Pareciera que sufres de disonancia cognoscitiva. Al tratar de justificar (injustificadamente) algo que hiciste (ir a la iglesia) estando inseguro de que lo que hiciste esté bien o mal.

Los comentarios están cerrados.