Depthscraper: El rascacielos subterráneo contra terremotos

Japón es un país con alta actividad sísmica, y la concentración de la población en pequeñas áreas, invita a la alta destrucción. Tras el gran terremoto de Kanto en 1923 de 8,3 en la escala Richter que dejó más de 100.000 muertos, los mejores ingenieros de Japón comenzaron a pensar en construcciones contra terremotos para evitar que la devastación se repitiera de nuevo.

En 1931 algunos ingenieros, basándose en la clave de que los túneles y estructuras subterráneas sufrían menos en los temblores sísmicos que los edificios en la superficie, diseñaron el Depthscraper. Este proyecto, que se asemejaba a un rascacielos de 35 plantas clásico de las ciudades norteamericanas, fue diseñado para ser construido dentro de una enorme excavación bajo tierra. Tan sólo unas pequeñas prominencias estarían sobre la superficie para dar acceso al edificio mediante varios ascensores, tal y como muestra la imagen inferior.