Torre de porcelana de Nankín: Construcción y destrucción

torre-porcelana-nanking-erlach

El arte chino fue algo obviado de los escritos de todo occidente por mero desconocimiento. Esa es una de las principales razones por la que inmensas e impresionantes obras como la Gran Muralla no llegaron a ocupar un puesto de honor entre las siete maravillas del mundo antiguo descritas por Antípatro de Sidón.

Pero más allá de la flamante muralla que protegió a las distintas dinastías chinas de las invasiones extranjeras, hubo muchas otras edificaciones hoy ya olvidadas por muchos. En esta situación se encuentra la Torre de Porcelana erguida en Nanjing, una pagoda budista única en diseño y materiales utilizados.